LECTURAS MARTES 25 DE NOVIEMBRE 2014

Lectura del Libro del Apocalipsis 14,14-19. 
Yo, Juan, vi una nube blanca, sobre la cual estaba sentado alguien que parecía Hijo de hombre, con una corona de oro en la cabeza y una hoz afilada en la mano.
En seguida salió del Templo otro Angel y gritó con voz potente al que estaba sentado sobre la nube: “Empuña tu hoz y siega, porque ha llegado el tiempo de la cosecha y los sembrados de la tierra están maduros”.
Y el que estaba sentado sobre la nube pasó su hoz sobre la tierra, y esta quedó segada.
Entonces otro Angel salió del Templo que está en el cielo, llevando también una hoz afilada.
Y salió del altar otro Angel -el que tiene poder sobre el fuego- y gritó con voz potente al que tenía la hoz afilada: “Empuña tu hoz y cosecha los racimos de la viña de la tierra, porque han llegado a su madurez”.
El Angel pasó la hoz afilada sobre la tierra, cosechó la viña y arrojó los racimos en la inmensa cuba de la ira de Dios.

Palabra de Dios

Salmo Responsorial 96(95),10.11-12.13. 
Digan entre las naciones: «El Señor reina!
El mundo está firme y no vacilará.
El Señor juzgará a los pueblos con rectitud.»

Alégrese el cielo y exulte la tierra,
resuene el mar y todo lo que hay en él;
regocíjese el campo con todos sus frutos,
griten de gozo los árboles del bosque.

Griten de gozo delante del Señor,
porque él viene a gobernar la tierra:
él gobernará al mundo con justicia,
y a los pueblos con su verdad.

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 21,5-11. 
Como algunos, hablando del Templo, decían que estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas, Jesús dijo:
“De todo lo que ustedes contemplan, un día no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido”.
Ellos le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo tendrá lugar esto, y cuál será la señal de que va a suceder?”.
Jesús respondió: “Tengan cuidado, no se dejen engañar, porque muchos se presentarán en mi Nombre, diciendo: ‘Soy yo’, y también: ‘El tiempo está cerca’. No los sigan.
Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones no se alarmen; es necesario que esto ocurra antes, pero no llegará tan pronto el fin”.
Después les dijo: “Se levantará nación contra nación y reino contra reino.
Habrá grandes terremotos; peste y hambre en muchas partes; se verán también fenómenos aterradores y grandes señales en el cielo.”

Palabra del Señor

———————————-

Ante la maldad reinante en el mundo, la gran mayoría de los que se hacen llamar cristianos sin serlo, elevan las manos al Cielo, culpan a Dios y hasta blasfeman contra Él por permitir esas cosas y el sufrimiento, mientras siguen pecando una y otra vez.

Con eso, cumplen en sus propias carnes las palabras del Apocalipsis, que pese a que habrá signos claros (“Se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá grandes terremotos; peste y hambre en muchas partes.”) nadie se convertirá ni hará penitencia, sino que seguirán pecando y blasfemando contra Dios.

Y así, en lugar de santificarse, se hacen más reos del infierno que antes.

La llegada del Anticristo está próxima, y vendrá como un falso mesías haciendo grandes señales en el Cielo. Muchos desgraciados, por no conocer la verdadera doctrina, se dejarán seducir por Él, y por la creencia errónea de que Cristo instaurará el Reino de Dios aquí en la tierra y que los buenos sufrirán un rapto que los librará de la tribulación, irán derechos a recibir como Rey de reyes al mismísimo Diablo personificado.

Aun así, no debemos alarmarnos. Los verdaderos católicos, fieles del Señor, saben que no deben temer al fin. No porque no vayamos a sufrir, porque seremos perseguidos y posiblemente martirizados, sino por el hecho de que no nos preparamos para un momento de la historia determinado. La muerte de cada uno, que puede llegar en cualquier momento, nos presentará ante el tribunal de Cristo, y si no queremos ser arrojados al lago de fuego junto con Satanás y todos los réprobos, debemos comenzar a llevar una vida santa desde hoy.

Porque el listón está muy alto, pero con la Gracia de Dios, la intercesión de la  Santísima Virgen y todo nuestro esfuerzo, puede conseguirse.

¿A qué esperas? ¿Quién te garantiza que mañana seguirás con vida?

Anuncios

LECTURAS MIERCOLES 27 DE AGOSTO 2014

Lectura de la Segunda Carta del apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 3,6-10.16-18.
Les ordenamos, hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que no traten con los hermanos que lleven una vida desordenada, y se apartan de las tradiciones que recibieron de nosotros. Porque ustedes ya saben cómo deben seguir nuestro ejemplo.

Cuando estábamos entre ustedes, no vivíamos como holgazanes, y nadie nos regalaba el pan que comíamos. Al contrario, trabajábamos duramente, día y noche, hasta cansarnos, con tal de no ser una carga para ninguno de ustedes. Aunque teníamos el derecho de proceder de otra manera, queríamos darles un ejemplo para imitar.
En aquella ocasión les impusimos esta regla: el que no quiera trabajar, que no coma.
Que el Señor de la paz les conceda la paz, siempre y en toda forma. El Señor esté con todos ustedes. El saludo es de mi puño y letra. Esta es la señal característica de todas mis cartas: así escribo yo, Pablo. La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con todos ustedes.

Palabra de Dios

Salmo Responsorial 128(127),1-2.4-5.
¡Feliz el que teme al Señor
y sigue sus caminos!
Comerás del fruto de tu trabajo,

serás feliz y todo te irá bien.
¡Así será bendecido
el hombre que teme al Señor!

¡Que el Señor te bendiga desde Sión
todos los días de tu vida:
que contemples la paz de Jerusalén.

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 23,27-32.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre!
Así también son ustedes: por fuera parecen justos delante de los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que construyen los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas de los justos,
diciendo: ‘Si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no nos hubiéramos unido a ellos para derramar la sangre de los profetas’!
De esa manera atestiguan contra ustedes mismos que son hijos de los que mataron a los profetas. ¡Colmen entonces la medida de sus padres!

Palabra del Señor

——————

Se habla mucho de que es de buen cristiano el tolerar todo, soportar todo y callar ante todo, y sin embargo, en ningún momento Nuestro Señor o los santos se comportaron como los bobalicones que la sociedad desea que seamos para no estorbar a los planes de las élites.

No, un cristiano –y cuando decimos cristiano decimos católico, pues toda secta protestante proviene del abismo ya que desprecian la voluntad de Dios para seguir la propia- debe ser alguien valiente para soportar las cruces que le vengan impuestas, y enfrentar -aunque sea solo- al mundo corrompido por el pecado para no caer en sus redes.

Igualmente, debe ser alguien suficientemente humilde para reconocer que todo lo bueno que hay en él proviene de Dios y que obra suya solo son sus pecados.

Debe ser alguien suficientemente mortificado y temeroso de Dios para apartar de su vida todo aquello que le aleja del camino de la santidad, personas incluidas.

San Pablo lo dice bien claro: Les ordenamos, hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que no traten con los hermanos que lleven una vida desordenada, y se apartan de las tradiciones que recibieron de nosotros.

Hasta ese punto hemos de llegar: hacernos violencia para evitar todo tipo de pecado.

No se han cometido mayores crímenes en la historia que aquellos hechos en nombre de la tolerancia. Y nosotros, como cristianos, no debemos aceptar el error ni rebajar la verdad salvífica de Cristo al punto de considerarla una mera opinión más en medio de tantas.

La Verdad es por naturaleza intolerante con todas las mentiras que la rodean, ya que por sí misma las excluye.

Pongamos un ejemplo para que a nadie escandalice esta afirmación:

Ante una verdad absoluta como que dos más dos son igual a cuatro, alguien puede presentarse vociferando contra intolerancia de dicha afirmación, argumentando que dicho resultado puede ser cinco, ocho o dieciocho en función de la opinión que tenga la persona, y que todas las respuestas son igualmente válidas y dignas de respeto.

¿Qué pensarían de esa persona?

Solo cabría una consideración para ella: que está loca, o bien, que nos está tomando el pelo, porque tal necedad no puede ser tomada de otra manera. Y si vemos que persiste en semejante estupidez nos acabaríamos alejando pensando que no tiene remedio.

Y esto que parece tan obvio en este ejemplo, se nos olvida cuando se atacan los dogmas de fe, que son VERDADES ABSOLUTAS E INFALIBLES, tan ciertas o incluso más que la fórmula del ejemplo. ¿Por qué entonces cuando se argumenta de la misma manera contra nuestra fe toleramos semejante necedad? ¿Porque es colectiva? Un necio no deja de serlo porque se agrupe con otros tantos y todos digan la misma necedad hasta la saciedad.

Por tanto, ante el error doctrinal, ante el pecado: tolerancia cero – sin olvidar la caridad con el prójimo, es decir, darle a conocer la verdad sin humillarle.

Aquellos que exigen el prototipo de cristiano bobalicón y los que los siguen en sus falsas doctrinas, solo merecen el apelativo de hipócritas, pues se parecen a los sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre.

Ellos parecen justos delante de los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad, hasta el punto de que en poco tiempo veremos como estos que proclaman paz y tolerancia para todos, en nombre de dicha tolerancia acabarán asesinando a los católicos que realmente sirvan al Señor como sus antepasados acabaron con los profetas y santos de los primeros tiempos.

Evitemos sus redes y sus mentiras.

LECTURAS MARTES 26 DE AGOSTO 2014

Lectura de la Segunda Carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 2,1-3a.14-17.
Acerca de la Venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con él, les rogamos, hermanos, que no se dejen perturbar fácilmente ni se alarmen, sea por anuncios proféticos, o por palabras o cartas atribuidas a nosotros, que hacen creer que el Día del Señor ya ha llegado.
Que nadie los engañe de ninguna manera. Porque antes tiene que venir la apostasía y manifestarse el hombre impío, el Ser condenado a la perdición,
El los llamó, por medio de nuestro Evangelio, para que posean la gloria de nuestro Señor Jesucristo.
Por lo tanto, hermanos, manténganse firmes y conserven fielmente las tradiciones que aprendieron de nosotros, sea oralmente o por carta.
Que nuestro Señor Jesucristo y Dios, nuestro Padre, que nos amó y nos dio gratuitamente un consuelo eterno y una feliz esperanza, los reconforte y fortalezca en toda obra y en toda palabra buena.

Palabra de Dios

Salmo Responsorial 96(95),10.11-12a.12b-13.
Digan entre las naciones: «El Señor reina!
El mundo está firme y no vacilará.
El Señor juzgará a los pueblos con rectitud.»
Alégrese el cielo y exulte la tierra,

resuene el mar y todo lo que hay en él;
regocíjese el campo con todos sus frutos,
griten de gozo los árboles del bosque.
Griten de gozo delante del Señor,

porque él viene a gobernar la tierra:
él gobernará al mundo con justicia,
y a los pueblos con su verdad.

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 23,23-26.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
¡Guías ciegos, que filtran el mosquito y se tragan el camello!
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y desenfreno!
¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, y así también quedará limpia por fuera.
Palabra del Señor

———————–

En los últimos años están proliferando corrientes que afirman que el fin del mundo está cerca y que hay que prepararse para él de una determinada manera.

Ejemplo de esto es toda la campaña mediática sobre el 2012 y la supuesta revelación maya sobre el fin del mundo, tan difundida en cine, libros y televisión.

Sin embargo, vemos que estas ideas y corrientes catastrofistas no son nuevas. Ya San Pablo advierte de ellas a sus contemporáneos para que no se desvelen ni sean engañados por supuestos mensajes del Cielo que únicamente buscan sembrar pánico para condicionar a la población a actuar de una determinada manera olvidándose por supuesto de lo único necesario para la salvación de sus almas: el verdadero seguimiento de Cristo.

¡Cuántas familias engañadas vendieron todo lo que poseía para alquilarse un bunker y salvar a los suyos de la supuesta catástrofe que acontecería el 21 de diciembre de 2012 y que nunca llegó!

No nos dejemos engañar por nada ni por nadie. Ni siquiera debemos hacer caso a un ángel venido del cielo si éste nos trae un mensaje diferente al que hemos recibido.

Nuestro Señor volverá, eso es cierto. Pero antes de que eso suceda, el mundo que conocemos desaparecerá, los muertos resucitaremos y únicamente entonces le veremos venir como Juez.

Entonces, juzgará a cada uno según las obras realizadas en esta vida, y dictará sentencia irrevocable: unos al tormento eterno y otros a la gloria eterna.

Y esto no lo decimos nosotros: es dogma de fe y por tanto, la verdad.

¿Qué hacer entonces para ser considerados dignos del Reino de Dios y que se nos cuente en el número de los bienaventurados?

Nos lo dice el mismo San Pablo: Debemos mantenernos firmes en la fe y conservar las enseñanzas y tradiciones que hemos recibido de Jesucristo por medio de su Santa Iglesia y sus ministros.

Nuestro Señor nos lo advierte: en ese día no cabrán dobleces, ni medias tintas, ni apariencias, pues ante Dios, que todo lo ve y todo lo sabe, de poco vale limpiar el vaso por fuera, es decir, aparentar que se es bueno cuando el corazón rebosa de malicia.

Esforcémonos, por tanto, con la ayuda de Dios, en llevar una vida íntegra, una vida santa, para que en el día que seamos llamados a presencia de Dios, no tengamos que avergonzarnos.

EVANGELIO VIERNES 25 DE OCTUBRE 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 12,54-59.
Dijo también a la multitud: “Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede.
Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede.
¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente?
¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo?
Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel.
Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo”.

Palabra del Señor

————————————-

La explosión tecnológica del siglo XX ha permitido al hombre escudriñar cielos y tierra y lograr un avance en el conocimiento jamás visto en la historia de la humanidad. Se avanza a pasos tan agigantados que muchos temen incluso que se pierda el control en algún momento, y todo termine pasando factura.

Temas como la manipulación genética, clonación, la posibilidad de evolución artificial del ser humano hacia cíborgs o hombres-maquina con características mejoradas, la manipulación del clima y su empleo en contexto bélico, etc… plantean nuevos retos morales que muchos pasan por alto deleitándose en jugar a ser Dios.

El ser humano se regocija de su capacidad y potencial avanzando día a día hacia límites más peligrosos.

Nunca jamás en la historia se había llegado tan lejos, y en medio de esto, el Señor nos da un toque de atención:

¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente?

Ciertamente, estos tiempos en que vivimos son más allá que una simple época de la historia. Vivimos en el tiempo de los tiempos, en los últimos tiempos, o mejor dicho, en el fin de los días.

¿Cuánto más creemos que el Señor esperará cuando ya se han dado de golpe todas las condiciones que anteceden a su venida?

Sin duda, el tablero está preparado, pero hay una cosa que todavía le retiene. Todavía no se ha manifestado el impío, el hombre de la perdición, el anticristo.

Y su venida, la venida de aquel que se hace pasar por Cristo para engañar a la humanidad entera y arrastrarla al abismo de su perdición, está siendo preparada desde hace años por su séquito, por la sinagoga de Satanás, es decir, por la masonería.

Nuestro Señor nos da un consejo, nuestra única baza en esta batalla espiritual, y nuestra única salida.

Debemos convertirnos, y saldar nuestras deudas con la Divina Justicia mientras aún tenemos tiempo, porque el tiempo se agota, nuestra vida pasa, y cuando menos lo esperemos nos estaremos presentando ante Él.

Debemos pues, resistir firmes en la fe en los tiempos tan difíciles que nos toca vivir, aferrarnos al Señor por medio de la oración y los sacramentos  y hacer todo lo posible por salvar almas.

Que el ejemplo de la Santísima Virgen nos conceda la fortaleza y la confianza necesaria para acompañar a Cristo y su Santa Iglesia hasta el calvario y permanecer en pie sin desfallecer hasta el final, pese a que todo parezca humanamente perdido.

EVANGELIO MIÉRCOLES 9 DE OCTUBRE 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 11,1-4.
Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos”.
El les dijo entonces: “Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino;  danos cada día nuestro pan cotidiano; perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación”.

Palabra del Señor

———————————

El ser humano, desde su caída en el pecado y su destierro del Paraíso, siempre ha tenido la necesidad de buscar a Dios. Sin embargo, Satanás se las ha arreglado para sembrar confusión de tal modo, que con falsos credos e ideologías consigue apagar esa tendencia innata para mantenernos lejos de la verdad.

En el mundo proliferan cada vez más nuevas formas de espiritualidad y meditación, que tratan de extenderse tratando de llegar a influir a los propios cristianos bajo pretextos de salud.

Es así como muchos cristianos incautos buscan nuevas maneras de orar basándose en esas espiritualidades paganas, dejándose llevar por ritmos y música hipnótica mientras “alaban a Dios”, o bien tratando de canalizar sus energías entre plegarias a “Cristo”.

Hermanos, no podemos ni debemos juntar la Verdad Salvífica de Cristo con doctrinas de demonios. Pese a que muchas veces se presenten bajo formas inocuas y atractivas, todas esas espiritualidades paganas y falsas religiones vienen y conducen directamente al infierno. Debemos, pues, huir de ellas como de la peor de las pestes.

Nuestro Señor no nos enseñó eso.

Los católicos debemos seguir los mandatos de Cristo y rezar con la oración que Él mismo nos enseñó, y las demás oraciones que nos ha enseñado la Santa Iglesia, oblación perfecta y agradable al Señor, que santifica y concede la gracia santificante necesaria para transformar al pecador arrepentido en el más grande santo.

Esforcémonos en cuidar la oración, porque es arma de doble filo para luchar contra las tentaciones del maligno, contra las propias debilidades y contra las presiones de un mundo que nos quiere arrastrar con él en su camino a la perdición.

EVANGELIO SÁBADO 28 DE SEPTIEMBRE 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 9,43b-45.
Todos estaban maravillados de la grandeza de Dios. Mientras todos se admiraban por las cosas que hacía, Jesús dijo a sus discípulos:
“Escuchen bien esto que les digo: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres”.
Pero ellos no entendían estas palabras: su sentido les estaba velado de manera que no podían comprenderlas, y temían interrogar a Jesús acerca de esto.

Palabra del Señor

—————-

Los discípulos de Cristo estaban maravillados por todo lo que estaba sucediendo ante sus propios ojos, tan maravillados que eran incapaces de comprender lo que estaba a las puertas. Es por ello que Cristo les advirtió:  “Escuchen bien esto que les digo: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres”.

¿Cómo que iba a ser entregado si era Dios? Los discípulos no podían creerlo, pero bien sabemos que así fue.  Cristo, pese a ser la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, permitió que sus propias criaturas le rechazasen, le torturasen y finalmente le asesinasen, aunque el mal no tuvo la última palabra.

En estos tiempos, estamos reviviendo exactamente lo descrito en este pasaje, salvo que esta vez no es Cristo quien caerá de nuevo en manos impías, sino su Esposa: la Santa Iglesia Católica.

Esto no debe sorprender a nadie. Son muchos los que se niegan a creerlo, malinterpretando las escrituras que afirman que el Infierno jamás prevalecerá sobre Ella. Ciertamente, jamás podrán con Ella como tampoco han tenido poder sobre Cristo, pero esto no impide que tengan una victoria temporal permitida por Dios para nuestro bien y salvación de nuestras almas como ha sucedido con Cristo mismo.

La Esposa debe sufrir como su Esposo.

Por tanto, estos no son tiempos sino de fortalecer nuestra fe lo máximo posible para que cuando llegue la persecución, que llegará para los verdaderos fieles, podamos mantenernos en pie y ser capaces de dar nuestras vidas por el Señor como Él la ha dado en su momento, por nosotros.

Para cualquiera que vea como está el mundo y comprenda un poco sobre lo avanzada de la situación, puede darse cuenta que estos tiempos no son tiempos cualquiera y que se requerirá de nosotros mucho más de lo que se ha requerido de generaciones anteriores. Por tanto, preparémonos espiritualmente aferrándonos a Cristo, a su Verdadera y Santa Doctrina, a sus Sacramentos, permaneciendo en oración constante para que cuando llegue el momento, nos encuentre preparados.

Pero ellos no entendían estas palabras: su sentido les estaba velado de manera que no podían comprenderlas, y temían interrogar a Jesús acerca de esto.

Y así fue, que llegado el momento, Cristo se quedó sólo únicamente acompañado por su Santísima Madre, por San Juan, el Apóstol Virgen, y por varias mujeres que se deshacían en llantos.

No permitamos que vuelva a suceder lo mismo con la Pasión de su Esposa, la Santa Iglesia Católica.

EVANGELIO VIERNES 6 DE AGOSTO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 5,33-39.
Luego le dijeron: “Los discípulos de Juan ayunan frecuentemente y hacen oración, lo mismo que los discípulos de los fariseos; en cambio, los tuyos comen y beben”.
Jesús les contestó: “¿Ustedes pretenden hacer ayunar a los amigos del esposo mientras él está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado; entonces tendrán que ayunar”.
Les hizo además esta comparación: “Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo para remendar uno viejo, porque se romperá el nuevo, y el pedazo sacado a este no quedará bien en el vestido viejo.
Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres; entonces el vino se derramará y los odres ya no servirán más.
¡A vino nuevo, odres nuevos!
Nadie, después de haber gustado el vino viejo, quiere vino nuevo, porque dice: El añejo es mejor”.

Palabra del Señor

—————–

Muchos interpretan ante estas palabras del evangelio que es irrelevante el ayuno y las mortificaciones y que la oración constante no es sino para los religiosos/as y sacerdotes. ¡Nada más lejos de la realidad!

Cristo jamás desprecia el ayuno sino que lo ensalza. Con estas palabras se refería a que mientras sus discípulos estuvieran con Él, en su presencia, no tiene sentido ayunar ya que su presencia en la tierra prefiguraba el Cielo y éste no es lugar de penas ni llantos.

Pero Cristo no iba a estar  en la tierra para siempre:

“Llegará el momento en que el Esposo les será quitado; entonces tendrán que ayunar”

Sin embargo, pese a que ascendió a los Cielos, no nos ha dejado solos, y ha situado su Trono en la tierra en cada sagrario, de modo que podamos acudir a Él, que nos espera presente en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en el Santísimo Sacramento del altar para que le adoremos, y en el Sacramento de la Confesión para perdonarnos.

El quiso darnos así su gracia santificante. Así y no de otra forma.

Por tanto, no podemos dejarnos llevar por las nuevas ideas que resurgen en la mayoría de ambientes ya que están cargadas de veneno. Se nos presentan como fuentes de luz, pero conducen al mismo infierno. Lo triste es que son muchos los que se dejan seducir por estos secuaces de Satanás que se hacen pasar por elegidos del Señor.

Estemos atentos, y aferrémonos a Cristo tomando como base el Tesoro de la fe que ha custodiado su Santa Iglesia Católica durante 2000 años. El conocer y profundizar en Él por medio de un buen Catecismo, como el de Trento (acceder a zona de descargas), puede salvar nuestra alma de muchos errores actuales.

No tengamos miedo de recurrir a la Tradición y caigamos en la tentación de desecharla como algo pasado de moda. Ya dice Cristo:

Nadie, después de haber gustado el vino viejo, quiere vino nuevo, porque dice: El añejo es mejor.

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]