EVANGELIO VIERNES 30 DE AGOSTO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 13,44-46.
Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas; y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró.”

Palabra del Señor

—————-

El Reino de los Cielos, ese tesoro ante el cual hombres y mujeres de todos los tiempos han llegado a dar, ya no solo su tiempo, sino hasta sus propias vidas  por conseguirlo.

Lo que debiéramos preguntarnos es:

¿Por qué es hoy despreciado aquello que siempre fue tan deseado?

Por mucho que digan, el ser humano no ha cambiado. Sus necesidades, sus deseos más profundos, sus miedos, sus preguntas… han sido siempre las mismas. Y sin embargo nos encontramos ante una generación diferente, que no busca, que no se plantea, que no se interroga, que no sueña… que únicamente vive por y para el presente, que únicamente vive por y para sí misma.

¿Qué nos ha sucedido?

Que tristemente estamos atrapados en las redes del enemigo que por primera vez en la historia ha acaparado todos los puestos de poder del mundo por medio de la masonería. Es triste reconocerlo así, pero desde la cuna hemos sido (o eso han pretendido) adoctrinados para formar esa gran masa manipulable que ellos quieren gobernar a su antojo.

Sin embargo, pese a que esto nos venga impuesto y seamos pocos los que gracias a Dios hemos sido liberados de estas ataduras intelectuales, físicas y morales, la decisión es nuestra, siempre lo ha sido. Y si las personas no optan por el Reino de los Cielos, puede deberse a dos motivos:

–          O no quieren saber nada de Dios ni de su Reino, lo cual es muy triste aunque aceptable, ya que cada uno es libre de elegir a quien servir teniendo en cuenta que al final de sus vidas pagará las consecuencias de esta elección.

–          O bien, que no lo conocen, lo cual no es culpa suya sino nuestra.

¿Quién ha hablado de Dios a esta nueva generación?

Los padres por falta de tiempo delegan en la escuela la educación de sus hijos, la escuela, como parte del sistema adoctrinador, no tocará para nada cuestiones morales y si lo toca será para relativizarlas y desacralizarlas excusándose en que la educación debe ser igual para todos y que los críos son libres de elegir su fe. De este modo,  relega lo que ellos denominan cuestiones “superfluas” a los padres que por supuesto, respetan esta máxima mundana de “ya elegirá cuando sea mayor la fe que quiera”.

De un modo u otro, el crio crece sin conocer a Dios, sin conocer su Reino… Se ve bombardeado con tal cantidad de información, que se convertirá en un experto en ciencias, en física cuántica, en historia universal, será políglota y hasta tocará el piano con los ojos vendados… eso sí, llegará a la mayoría de edad ¡¡sin conocer lo único importante para su existencia!!

¿Quién le va a explicar la verdad entonces? ¿Sus amigos? Tristemente están en la misma situación que él, y su máxima aspiración en la vida será que llegue el fin de semana para liberarse del estrés entre “ligoteos” y alcohol.

Y lo peor de todo, las personas que han crecido adoctrinadas de esta manera, han desarrollado tales mecanismos de defensa, que el solo hecho de oir el Nombre de Dios o cualquier cosa que suene a Santo crea en ellos una aversión tal que no solo no escucharán, sino que atacarán.

Y de jóvenes mediocres, saldrán adultos mediocres que formarán familias mucho más mediocres todavía, es decir, totalmente desestructuradas como las que ya estamos viendo, y las siguientes generaciones les irá incluso peor que a ellos.

¿Qué será de nosotros? Solo Dios lo sabe. Pero no debemos perder de vista que la culpa de que el mal se extienda, no solo es de los malos, sino de los buenos que permanecen en silencio con la excusa de “no molestar” y de “ser tolerantes” – que por cierto, esto es otro arma del enemigo, que nos hace creer que la tolerancia del mal es una gran virtud cristiana y rápidamente nos olvidamos que incluso Cristo fue el primero en llamar a los hipócritas por su nombre y poner los puntos sobre las ies a todos aquellos que ponían sus manos criminales sobre cosas Santas.

Pero no hay que perder la esperanza. Pese a que el mal esté muy extendido, el Señor sigue llamando y rescatando a hombres y mujeres de las garras de Satanás y de este bucle de perdición denominado mundo. Gracias a Dios,  muchos -entre los que me incluyo- hemos sido “tocados” por el Señor y liberados de en medio de estas redes aun cuando no habíamos hecho nada por merecerlo.

¿Por qué nos eligió? Solo Él lo sabe. Eso sí, ahora una vez hemos reconocido su grandeza en nuestras pobres vidas, no permitamos por dejadez y negligencia, que el Señor se arrepienta de la oportunidad que nos ha dado al concedernos la fe.

Es hora de hacer por Él lo que Él ha hecho por nosotros.

Salgamos, pues, con la ayuda del Espíritu Santo, a dar testimonio de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas y por nuestras almas, pues para eso hemos nacido: para dar testimonio de la Verdad que hemos recibido, y colaboremos con Él en su plan de salvación comenzando por los que tenemos más cerca.

Anuncios

EVANGELIO LUNES 26 DE AGOSTO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 23,13-22.
“¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que cierran a los hombres el Reino de los Cielos! Ni entran ustedes, ni dejan entrar a los que quisieran.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para conseguir un prosélito, y cuando lo han conseguido lo hacen dos veces más digno de la Gehena que ustedes!
¡Ay de ustedes, guías, ciegos, que dicen: ‘Si se jura por el santuario, el juramento no vale; pero si se jura por el oro del santuario, entonces sí que vale’!
¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante: el oro o el santuario que hace sagrado el oro?
Ustedes dicen también: ‘Si se jura por el altar, el juramento no vale, pero vale si se jura por la ofrenda que está sobre el altar’.
¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar que hace sagrada esa ofrenda?
Ahora bien, jurar por el altar, es jurar por él y por todo lo que está sobre él.
Jurar por el santuario, es jurar por él y por aquel que lo habita.
Jurar por el cielo, es jurar por el trono de Dios y por aquel que está sentado en él.

Palabra del Señor

——————————–

Ante este evangelio tan controvertido uno se plantea cómo tratar de comentarlo sin herir demasiadas sensibilidades y sin tirar piedras sobre el propio tejado, pero ¿cómo decir la verdad cuando ésta desgarra el alma?

Pues bien, lo que Cristo ha dirigido a las autoridades de la época es directamente aplicable a nuestra sociedad, y poca explicación es necesaria para quien sabe ver.

¿Cuántos falsos líderes se nos han presentado con ideas felices pero consecuencias nefastas? Desde políticos con piel de cordero pero corazón de lobo hasta líderes religiosos de las más diversas denominaciones ofreciendo la verdad sacada de sus propias chisteras en lugar de esforzarse en dar a conocer el único camino para la salvación fundamentado en la Verdad  que Cristo ha entregado a la Santa Iglesia Católica.

Sin embargo, el verdadero problema no son ellos, ya que para un católico formado, los pilares de la fe son inamovibles y toda esta gente pasará de largo por sus vidas como lo que son: verdaderos farsantes.

El problema lo presentan aquellos a los que Cristo se refiere, los líderes del Templo de Dios, aquellos que debieran ser custodios de la fe pero que llegaron a esos puestos no ya por una llamada divina sino por otras cuestiones e intereses humanos.

Sabemos que las autoridades judías de la época habían sido designadas por los romanos y más que servir a Dios se servían a sí mismos y sus intereses. A día de hoy esto mismo sucede pero no ya con el imperio, sino con algo mucho peor: con la masonería.

Queremos dejar claro que no hablamos del 100% de los miembros de la Santa Iglesia Católica, ya que hay verdaderos santos pisando este mundo. ¡Dios quiera que todos fuesen como ellos! A ellos todo honor y admiración por nuestra parte. Son un verdadero ejemplo para nosotros y para el mundo.

Sin embargo, nos encontramos ante un número de infiltrados que únicamente han accedido a las órdenes sagradas por un mandato masónico para destruir. Lo estamos viendo a diario y hay que decirlo directamente pese a que duela: la Iglesia está infiltrada y padeciendo la terrible gran apostasía anunciada en las escrituras. Son muchos los que se dejan seducir por sus falsas enseñanzas y otros tantos los que hemos padecido de frente sus ataques sin entender nada hasta que al fin, gracias a Dios, pudimos comprender la Verdad.

Por favor, sacerdotes y religiosos, vigilad bien a quien admitís a las órdenes sagradas, porque si ya es grave una oveja que altera el rebaño, mucho peor es un pastor que echa a perder a sus ovejas y en lugar de cuidarlas, las desvía del único camino de la salvación.

¿Cómo conocerlos? Por sus frutos, ya que sus palabras están llenas de mentiras y saben bien como usarlas para no dar a conocer su verdadera naturaleza.

Tenemos que tener mucho cuidado ya que vivimos tiempos difíciles, pero no debemos darnos por vencido ni perder la esperanza, ya que es lo que ellos quieren. Defendamos los Sacramentos, la Santa Doctrina de Cristo, y la Verdadera y Santa Iglesia Católica que ellos tratan de destruir con nuestra vida si hace falta.

¡A estos impíos bastardos hijos de Satanás que se atreven a tocar con sus manos criminales los bienes Sagrados y llevar a la perdición a millones de almas,  más les valdría no haber nacido!

Podréis engañar al mundo entero, pero Cristo os conoce y tarde o temprano os castigará por vuestros crímenes.

Que el Señor nos permita mantenernos firmes en la fe y en la verdad, por medio de la oración y los sacramentos, para que nada ni nadie nos pueda desviar por caminos de la perdición.

 ———————-

Para quien le interese profundizar en estos temas le recomendamos los libros La conjuración anticristiana, el liberalismo es pecado y revolución-contrarrevolución, así como la encíclica sobre la masonería de S.S. León XIII, que pueden descargar de manera gratuita en la zona de Descargas.

EVANGELIO SÁBADO 20 DE JULIO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 12,14-21.
En seguida los fariseos salieron y se confabularon para buscar la forma de acabar con él.
Al enterarse de esto, Jesús se alejó de allí. Muchos lo siguieron, y los curó a todos.
Pero él les ordenó severamente que no lo dieran a conocer, para que se cumpliera lo anunciado por el profeta Isaías:
Este es mi servidor, a quien elegí, mi muy querido, en quien tengo puesta mi predilección. Derramaré mi Espíritu sobre él y anunciará la justicia a las naciones.
No discutirá ni gritará, y nadie oirá su voz en las plazas.
No quebrará la caña doblada y no apagará la mecha humeante, hasta que haga triunfar la justicia; y las naciones pondrán la esperanza en su Nombre.

Palabra del Señor

—————————————–

Como hemos estado diciendo en los últimos comentarios, a todos aquellos verdaderos siervos del Señor se les viene impuesta la cruz por parte de un mundo que conspira inspirado por Satanás, para acabar con todo lo Santo.

En este evangelio, vemos como las palabras de Cristo, que nos advertían de la persecución por causa del Reino, se comienzan a cumplir en Él mismo.

“En seguida los fariseos salieron y se confabularon para buscar la forma de acabar con él. “

Y por esta misma razón, Cristo mismo se vio obligado a alejarse de allí con sus discípulos, porque aun no había llegado su hora. No se trataba de miedo, sino que debía seguir anunciando el Mensaje Salvífico y por eso Dios no permitió que le hiciesen daño antes de tiempo.

Curiosamente, tras anunciar la Buena Noticia del Reino y liberar a los que lo siguieron de las garras del maligno, en lugar de pedirles que difundiesen lo que acababan de escuchar, les pidió discreción.

“Él les ordenó severamente que no lo dieran a conocer”

Muchos pensarán: ¿A qué se debe esto? ¿Por qué Cristo no quiso que otros hablasen de Él cuando tras su resurrección nos encomendó a todos el predicar el evangelio a lo largo y ancho del mundo?

Sin intención de pretender conocer sus motivaciones, y únicamente hablando desde la propia experiencia, podemos afirmar que realmente no se trata de una contradicción, y el motivo es el siguiente:

Cuando uno se encuentra en terreno enemigo y ha sido amenazado/perseguido en diversas ocasiones, lo que sería un suicidio para la misión y totalmente contraproducente para el resultado de la misma, es permitir que se proclame a los cuatro vientos la identidad y ubicación de quien debe llevarla a cabo.

Esa es la razón de que nosotros y otros siervos del Señor, al proclamar la Verdad de Cristo, del modo en que lo hacemos, sin callar los nombres y apellidos de nuestros perseguidores, de aquellos que atentan contra la Santa Iglesia de Dios y luchan por destruirla, esto es, la masonería internacional y sus múltiples y continuas infiltraciones en la Iglesia desde el Concilio Vaticano II, que han conseguido llegar hasta su misma cúspide para acabar con ella atacándola desde dentro y desde fuera, pervirtiendo y profanando sus Templos, los sacramentos y la Santa Doctrina. Es así, como partiendo de la base de que ellos dominan el mundo, de momento de manera encubierta y en un futuro próximo de manera real por medio del establecimiento de su Nuevo Orden Mundial liderado por el Anticristo, es preciso que mantengamos nuestro anonimato para poder continuar con nuestra labor el máximo tiempo posible, hasta que llegue nuestra hora.

Por tanto afirmamos que si nosotros que no somos nadie, no nos ocultamos por miedo sino para mayor Gloria de Dios y por el bien de la misión que se nos ha encomendado, cuanto más Cristo iba a estar justificado en decidir mantener en secreto su apostolado para que se cumplieran las palabras del Profeta Isaías.

“Este es mi servidor, a quien elegí, mi muy querido, en quien tengo puesta mi predilección. Derramaré mi Espíritu sobre él y anunciará la justicia a las naciones.
No discutirá ni gritará, y nadie oirá su voz en las plazas.
No quebrará la caña doblada y no apagará la mecha humeante, hasta que haga triunfar la justicia; y las naciones pondrán la esperanza en su Nombre.”

Que el Señor nos haga valientes para anunciar su Palabra, sensatos para saber obrar sin caer en la temeridad, y sobre todo, dispuestos a hacer lo necesario para ser verdaderos siervos del Señor hasta las últimas consecuencias, al modo de Nuestro Señor Cristo.

EVANGELIO MARTES 2 DE JULIO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 8,23-27.

Jesús subió a la barca y sus discípulos le siguieron.

Se levantó una tormenta muy violenta en el lago, con olas que cubrían la barca, pero él dormía.
Los discípulos se acercaron y lo despertaron diciendo: «¡Señor, sálvanos, que estamos perdidos!»
Pero él les dijo: «¡Qué miedosos son ustedes! ¡Qué poca fe tienen!» Entonces se levantó, dio una orden al viento y al mar, y todo volvió a la más completa calma.
Grande fue el asombro; aquellos hombres decían: «¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?»

Palabra del Señor

 ——————————

Es curioso el ver como a pesar de que muchos afirman erróneamente que las Sagradas Escrituras están anticuadas y pasadas de moda, sus textos describen a la perfección nuestra condición humana, pecadora y nuestra relación con Dios.

 Y en este evangelio se nos muestra una actitud humana por excelencia en relación con Dios: acudir suplicantes y desesperados a Cristo en momentos de dificultad, extrema necesidad o peligro.

 ¿Cuántas veces hemos hecho eso a lo largo de nuestra vida?

 Incluso muchos se atreven a llevar una vida lejos de Dios y luego en momentos extremadamente difíciles claman a Él como locos.

 Sin embargo, esta actitud que pueda parecer hipócrita, para muchos es su última oportunidad de salvarse. ¿Quién nos dice que esa dificultad no fue una herramienta de Dios para acercarse a esa alma condenada y darle una última oportunidad?

 ¡Benditos aquellos que son capaces de convertirse de corazón antes de que sea demasiado tarde!

 Sea como fuese, al Señor no le gusta que le utilicemos como si fuese de nuestra propiedad, como alguien que da cosas buenas y libra de cosas malas.

 Ante las dificultades de la vida, Él bien nos podría decir como a sus apóstoles:

 «¡Qué miedosos son ustedes! ¡Qué poca fe tienen!» porque no somos capaces de entender que todo lo que sucede tiene una razón, y que sobre todo, está Dios.

 Sin embargo, vemos como las catástrofes aumentan día a día, junto con las epidemias, las guerras… y muchos ante este panorama de sufrimiento alza su voz al Cielo para acusar a Dios de permitir estas cosas. Sin embargo, todo estos pasan por alto que el causante de todo esto no es Dios, sino Satanás y sus siervos.

 No debemos olvidar que estamos en los últimos tiempos a las puertas de los tiempos más terribles que la historia jamás ha imaginado, que nos han sido anunciados desde la Creación. En estos tiempos Satanás tendrá vía libre para atacar a las almas, y por medio de la masonería hacerse con el mundo entero. Por cierto, para los que no lo sepan, la tecnología actual puede manipular el Clima hasta tal punto de emplearlo como un arma de guerra (infórmense sobre el HAARP, también conocido como el arpa del Diablo).

 Por tanto, preparémonos espiritualmente para resistir estos tiempos, aferrándonos al Señor y confiando en Él contra viento y marea.

AUDIO-DOCUMENTAL EL GOLPE A BENEDICTO XVI – TODO SOBRE SU RENUNCIA

Sanguis et Aqua han presentado un fascinante a la par que inquietante audio-documental sobre la renuncia de SS Benedicto XVI y los factores que la han rodeado. Se lo recomendamos con creces ya que consideramos que los hechos veridicos que presentan pueden ser claves para comprender la situación actual en la que se encuentra el mundo.
Que cada uno saque sus propias conclusiones.

“Su Santidad el verdadero y único Papa Benedicto XVI sufrió un golpe de estado a manos de las fuerzas de Satanás que en estos momentos ya controlan el trono de San Pedro. (…) En este programa les describimos factores a tener en cuenta que han rodeado el golpe de estado a Benedicto XVI. Compartan esta información, la fe, la salvación de las almas y la propia Iglesia están en juego. Que Dios les bendiga.”

EVANGELIO MIÉRCOLES 12 DE JUNIO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 5,17-19.

No crean que he venido a suprimir la Ley o los Profetas. He venido, no para abolir, sino para dar cumplimiento.

En verdad les digo: mientras dure el cielo y la tierra, no pasará una letra o una tilde de la Ley hasta que todo se realice.

Por tanto, el que ignore el último de esos mandamientos y enseñe a los demás a hacer lo mismo, será el más pequeño en el Reino de los Cielos. En cambio el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los Cielos.

Palabra del Señor

 ———–

 Este evangelio que se nos propone en el día de hoy, bien puede ser aplicable a la situación religiosa actual en el mundo.

 Por medio de los ataques masónicos que llevan tratando de acabar con la Santa Iglesia desde hace siglos, han conseguido introducir en la misma su veneno mortal, de forma que sus fieles se contagien de un falso-cristianismo que los lleve a la perdición creyéndose salvos en una religión creada por ellos mismos.

 ¿Y cuál es esa religión creada por hombres? Pues la religión del humanismo, de la exaltación del propio ego, de coger lo que conviene de la fe e inventarse el resto para calmar la conciencia y crear una ficción que te permita vivir una vida llena de comodidades y sin sobresaltos.

 Esta religión personal y humanista es capaz de juzgar a Dios y a su Palabra, tachando de anticuados sus mandatos y su Santa Ley y constituyendo una ley propia que reduce a Dios al estatus de un genio de lámpara que está ahí para escuchar y conceder todos nuestros caprichos. Así se verá culpado de todos los males de la humanidad, y acusado de “no cumplir bien su cometido”.

 Por si fuera poco, esta falsa religión humanista en la que se fundamenta el cristianismo hereje de los protestantes, ha llegado incluso a atrapar a los fieles de la Santa Iglesia Católica, arrastrándolos a la perdición que ellos mismos se buscaron.

 A día de hoy nadie quiere hablar de renuncia, ni de sacrificio, ni de penas ni de llantos, pero lo cierto es que nuestro Dios fue torturado, coronado de espinas y colgado en un madero por nosotros, y cada día tiene que ver como los suyos ultrajan su Nombre, profanan su Templo, desacralizan hasta los mismos Sacramentos que Él ha establecido, se mofan de lo sagrado, de su Santísima Madre, de su Santa Iglesia, de sus Leyes, Acciones y Palabras, de su mismo sufrimiento…

 ¿Nos hemos vuelto locos o qué? ¿Es que nadie va a levantarse a defender su Causa?

 Es fácil llamarse católico, siervo de Cristo cuando todo va bien, pero ¿quién alzará la voz cuando tiene al mundo en contra? Así ha sucedido con el prendimiento de Cristo, cientos de miles días atrás daban su vida por Él, sin embargo, llegado el momento, quedó solo.

Ahora es el momento de la Pasión de la Iglesia y de la Verdadera Doctrina, ¿Quién la defenderá?

 Cristo mismo lo ha afirmado:  No crean que he venido a suprimir la Ley o los Profetas. He venido, no para abolir, sino para dar cumplimiento. (…) mientras dure el cielo y la tierra, no pasará una letra o una tilde de la Ley hasta que todo se realice.

¿Quiénes somos nosotros, pobres ignorantes y necios, para atrevernos a decir lo que es o no vigente de la ley y a crearnos una fe a nuestra conveniencia?

Seremos juzgados por la Ley de Dios, y la sentencia está dada:

El que ignore el último de esos mandamientos y enseñe a los demás a hacer lo mismo, será el más pequeño en el Reino de los Cielos. En cambio el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los Cielos.

 Es por tanto nuestra obligación el conocer la Santa Doctrina, el instruirse diariamente para poder así profundizar en la misma y avanzar en el seguimiento de Dios. Tengamos en cuenta que si en nuestros países el no conocimiento de una ley no exime de su cumplimiento, con más razón, esto mismo aplica en el Reino de Dios. No hay excusa para no cumplir la Santa Ley.

Para los que no saben como profundizar en la Santa Doctrina, tienen a su disposición tres catecismos en formato PDF para obtener de forma gratuita en la zona de Descargas.

EVANGELIO VIERNES 24 DE MAYO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 10,1-12.

Jesús dejó aquel lugar y se fue a los límites de Judea, al otro lado del Jordán. Otra vez las muchedumbres se congregaron a su alrededor, y de nuevo se puso a enseñarles, como hacía siempre. En eso llegaron unos (fariseos que querían ponerle a prueba,) y le preguntaron: «¿Puede un marido despedir a su esposa?» Les respondió: «¿Qué les ha ordenado Moisés?» Contestaron: «Moisés ha permitido firmar un acta de separación y después divorciarse.» Jesús les dijo: «Moisés, al escribir esta ley, tomó en cuenta lo tercos que eran ustedes. Pero al principio de la creación Dios los hizo hombre y mujer; por eso dejará el hombre a su padre y a su madre para unirse con su esposa, y serán los dos una sola carne. De manera que ya no son dos, sino uno solo. Pues bien, lo que Dios ha unido, que el hombre no lo separe.» Cuando ya estaban en casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo, y él les dijo: «El que se separa de su esposa y se casa con otra mujer, comete adulterio contra su esposa; y si la esposa abandona a su marido para casarse con otro hombre, también ésta comete adulterio.»

 Palabra del Señor

 —————————————————-

Una vez más vemos como la sociedad que creemos avanzada, no lo es tanto, ya que en todas las épocas las preocupaciones eran las mismas, y este evangelio lo confirma.

El divorcio, que para muchos es el mayor logro del último siglo, es igualmente la preocupación de todas las generaciones desde los orígenes de la propia humanidad.

¿Es legítimo el divorcio?

Esa pregunta se la han hecho al mismísimo Cristo, Hijo de Dios y Dios nuestro, y Él nos da la respuesta, no sin antes hacernos otra pregunta:

 «¿Qué les ha ordenado Moisés?» o aplicado al tiempo actual, ¿qué os dice la ley vigente?

 Y ellos dijeron lo mismo que hubiéramos dicho nosotros ante tal pregunta:

 «Moisés ha permitido firmar un acta de separación y después divorciarse.», es decir, el estado nos permite firmar una sentencia de divorcio, por medio de la cual el matrimonio se disuelve.

 Y en base a esto, y hablando de Moisés, su fiel servidor, y sus motivos, Jesús les dijo: «Moisés, al escribir esta ley, tomó en cuenta lo tercos que eran ustedes. Pero al principio de la creación Dios los hizo hombre y mujer; por eso dejará el hombre a su padre y a su madre para unirse con su esposa, y serán los dos una sola carne. De manera que ya no son dos, sino uno solo. Pues bien, lo que Dios ha unido, que el hombre no lo separe.»

 Por tanto, claro queda que el divorcio no es cosa de Dios, sino de los hombres y fruto de su propio egoísmo y cabezonería en contra de las leyes sagradas.

 A día de hoy cabría preguntarse qué es lo que movió a los gobiernos a permitir el divorcio, porque nos atrevemos a afirmar que sus intenciones no eran honestas.

 Satanás bien conoce el plan de Dios y sabe mover a sus siervos para conseguir, de un modo u otro, echar a perder el mayor número de almas posible. No debemos olvidar, que el divorcio estuvo planeado por la masonería como parte de su plan para acabar con la Iglesia, extirpar de la sociedad todo aquello que suene a santo –como es en este caso, la familia y el matrimonio-, pervertirla cambiando sus principios y entregarla a sus pasiones desordenadas para su destrucción total, de modo que sea posible el establecimiento de un nuevo orden que resurgirá del caos que han creado. Este nuevo orden mundial tiene como cabeza, artífice, rey y soberano al propio Satanás, con todo lo que esto implica.

 ¡Y esto no lo decimos nosotros! Lo dicen ellos en sus propios textos, escritos internos y declaraciones públicas. Solo basta abrir los ojos para ver, porque la información está toda ahí, solo que se las han arreglado para mezclar basura por  medio de modo que la gente ya no sepa lo que es o no verdad de toda la maraña de información que nos llega al día de hoy.

 Pensemos por un momento, si hacemos un esfuerzo mental y partimos de la hipótesis que el divorcio pudiera ser algo bueno, ¿Cómo es que entonces la masonería y el propio Satanás son los que lo promueven? ¿Por qué iban a promover algo bueno que agrade a Dios?

 Evidentemente porque el hecho de considerarlo bueno, es una mentira suya, y realmente es una de las principales causas por las que las almas van al infierno.

 Cristo lo explica cuando sus apóstoles le preguntaron más detenidamente sobre este asunto:

  Cuando ya estaban en casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo, y él les dijo: «El que se separa de su esposa y se casa con otra mujer, comete adulterio contra su esposa; y si la esposa abandona a su marido para casarse con otro hombre, también ésta comete adulterio.»

  ¿Qué implica ese adulterio? Para quien no lo sepa, adulterio es cuando una persona rompe el vínculo sagrado que ha establecido ante Dios con otra, sea legalmente por el divorcio, “rehaciendo su vida” con otra persona, o simplemente por infidelidad puntual, comete pecado mortal que únicamente puede ser perdonado, si se confiesa y se vuelve al núcleo familiar legítimo, o sea, el del primer matrimonio desterrando cualquier posibilidad de otra infidelidad, o en caso de divorcio, cualquier otra relación que no sea con su legítimo esposo/a.

 Es decir, si una persona se divorcia y tiene otra relación, comete pecado mortal, y por tanto, al estar en pecado mortal NO PUEDE PARTICIPAR EN LA EUCARISTÍA SALVO QUE DECIDA ROMPER LA RELACIÓN ADÚLTERA Y VOLVER CON SU LEGÍTIMA PAREJA, sin olvidar que EL PECADO MORTAL IMPLICA LA CONDENACION ETERNA.

 Solo hay una excepción: que es la nulidad matrimonial que solo se concede en determinadas situaciones que hacen nulo el enlace. De esto hablaremos otro día con más calma. Lo que tiene que quedar claro es que con Dios nadie juega, y pese a que por mentir a la Iglesia una nulidad matrimonial se haga efectiva, ante Dios es un sacrilegio.

 En algunos casos EXCEPCIONALES Y CONTADOS, podría llegar a darse la posibilidad de que el matrimonio deba separe físicamente. El vínculo jamás se pierde, ya que por medio del matrimonio los esposos pasan a ser un solo ser, UNO SOLO, y por tanto esa unidad no puede ser disuelta jamás. De esta forma, en esos casos contados y excepcionales, la única forma de permanecer en libre de pecado, sería manteniéndose castos el resto de sus días.

 Por tanto, queridos amigos, el matrimonio no es un juego, es un sacramento, y como tal, debe ser respetado como tal.

 Las relaciones sexuales fuera del matrimonio son pecado mortal, y aun dentro del propio matrimonio pueden llegar a serlo si no siguen el orden para el que han sido creadas: para dar vida.

 Es decir, si un matrimonio tiene relaciones con el deseo de autosatisfacerse, negando la natalidad de alguna forma (sea el método que sea, ya que el pecado es la intención) se comete un gran pecado, ya que se trunca el plan de Dios y el objetivo del propio matrimonio.

 Tengamos claro que el matrimonio no es dar carta blanca al libertinaje sexual, es unir a dos personas en un vínculo eterno y sagrado  que debe ser respetado por encima de todo.

 Por tanto, seamos serios a la hora de tomar decisiones en nuestra vida, porque si realmente amamos a Dios preferiremos mil veces sacrificarnos por Él que traicionarle. Eso sí, no todo el mundo lo entiende. Claramente, cada uno tiene sus prioridades, y si sitúas tu criterio sobre el de Dios, luego tendrás tus consecuencias. Así, tenemos matrimonios santos, y matrimonios que se hacen reos del infierno por su egoísmo.

 La decisión es vuestra.

 Eso sí, dada la seriedad del sacramento y la madurez necesaria para llevarlo a cabo como Dios manda, nuestro consejo es el siguiente: en caso de duda no te cases, y hagas lo que hagas, jamás traiciones a Dios.

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]