LECTURAS LUNES 25 DE AGOSTO 2014

Lectura de la Segunda Carta del Apostol San Pablo a los Tesalonicenses 1,1-5.11b-12.
Pablo, Silvano y Timoteo saludan a la Iglesia de Tesalónica, que está unida a Dios, nuestro Padre y al Señor Jesucristo.
Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios Padre y del Señor Jesucristo.
Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios a causa de ustedes, y es justo que lo hagamos, porque la fe de ustedes progresa constantemente y se acrecienta el amor de cada uno hacia los demás.
Tanto es así que, ante las Iglesias de Dios, nosotros nos sentimos orgullosos de ustedes, por la constancia y la fe con que soportan las persecuciones y contrariedades.
En esto se manifiesta el justo Juicio de Dios, para que ustedes sean encontrados dignos del Reino de Dios por el cual tienen que sufrir.
Pensando en esto, rogamos constantemente por ustedes a fin de que Dios los haga dignos de su llamado, y lleve a término en ustedes, con su poder, todo buen propósito y toda acción inspirada en la fe.
Así el nombre del Señor Jesús será glorificado en ustedes, y ustedes en él, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.

Palabra de Dios              

Salmo Responsorial 96(95),1-2a.2b-3.4-5.
¡Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
canten al Señor, bendigan su Nombre,
Día tras día, proclamen su victoria.

Anuncien su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos.
Porque el Señor es grande
y muy digno de alabanza,

más temible que todos los dioses.
Los dioses de los pueblos
no son más que apariencia,
pero el Señor hizo el cielo;

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 23,13-22.

“¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que cierran a los hombres el Reino de los Cielos! Ni entran ustedes, ni dejan entrar a los que quisieran.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para conseguir un prosélito, y cuando lo han conseguido lo hacen dos veces más digno de la Gehena que ustedes!
¡Ay de ustedes, guías, ciegos, que dicen: ‘Si se jura por el santuario, el juramento no vale; pero si se jura por el oro del santuario, entonces sí que vale’!
¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante: el oro o el santuario que hace sagrado el oro?
Ustedes dicen también: ‘Si se jura por el altar, el juramento no vale, pero vale si se jura por la ofrenda que está sobre el altar’.
¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar que hace sagrada esa ofrenda?
Ahora bien, jurar por el altar, es jurar por él y por todo lo que está sobre él.
Jurar por el santuario, es jurar por él y por aquel que lo habita.
Jurar por el cielo, es jurar por el trono de Dios y por aquel que está sentado en él.

Palabra del Señor
————————-

El elogio de San Pablo a los buenos pastores y no solo a ellos, a las buenas comunidades de creyentes que se formaban en torno a las primeras parroquias a medida que se anunciaba el Evangelio por el mundo, contrasta con el reproche que Nuestro Señor lanza a los escribas y fariseos que debían conducir al pueblo por el camino de la santidad y en lugar de ello lo estaban haciendo más reo del infierno de lo que ya era.

Y esto no es algo anecdótico del pasado.

Tristemente, a día de hoy la apostasía ha hecho mella en la Santa Iglesia y muchos eclesiásticos se han dejado arrastrar por ella.

Es innegable que la situación tiende a peor día tras día.

Ya no se anuncia la verdad salvífica, no se nombran las postrimerías (la muerte, el juicio y el infierno) ni se prepara para ellas, y se hace creer a la gente que es salva cuando en realidad caminan directas a su perdición eterna.

Pero no solo los eclesiásticos son culpables de esto. La tibieza se ha instalado en toda la comunidad eclesial, y sin ejemplos de santidad, el amor a Dios se enfriará hasta terminar desapareciendo en nuestras vidas.

Muchos dirán que no pueden hablar claro porque molestarían al prójimo, y que por caridad es mejor callar. Pero díganme, ¿De qué sirve consolar con una mano al prójimo cuando con la otra se le empuja al abismo por negarle la verdad que puede salvarle?

¿No es acaso más caritativo intentar salvar su alma aunque duela?

Aunque se pueda ocasionar un enfado temporal en alguien –pues poca gente soporta escuchar que va directa a su condenación sin rebelarse- si finalmente hace caso, le aseguramos que le estará eternamente agradecido. Sobra decir, que despreciar la verdad teniéndola al alcance hará que eternamente se martirice por no haberle escuchado.

No teman dar testimonio. A tiempo y a destiempo.

Si usted que lee esto no lo hace, en poco tiempo nadie lo hará.

Cuente su vida, hable de su conversión con sus amigos y conocidos. Si tiene dificultades o dudas de fe, busque ayuda en un sacerdote santo –que gracias a Dios todavía quedan- o en algún consagrado/a con fama de santidad.

No tema dar testimonio.

Organice en su parroquia grupos de oración, recen el Santo Rosario. Imprímanse los catecismos antiguos de la Santa Iglesia Católica y estúdienlos, para poder comprender las Santas Escrituras, den y exijan solemnidad en las Eucaristías y siempre que puedan adoren el Santísimo Sacramento. Valoren la confesión sacramental y den a conocer la importancia de la misma…

A sus hijos, a sus padres, a su pareja, a su mejor amigo, a sus compañeros, en su parroquia, en su trabajo… Son miles las cosas que se pueden hacer y no se hacen porque no hay quien las haga.

Con tu pequeño grano de arena podrás salvar almas.

¡Por una sola alma Cristo derramaría de nuevo toda su Sangre!

Y tú, ¿qué harías por Él?

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]