EVANGELIO JUEVES 17 DE JULIO 2014

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 11,28-30.
Jesús tomó la palabra y dijo:
Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.
Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.
Palabra del Señor

—————————————–

Consideremos en este día nuestra vida terrenal.

Consideremos los momentos buenos que en ella tenemos frente a las múltiples preocupaciones, dolores, sufrimientos, angustias, que padecemos.

Las largas jornadas de trabajo, el sacar día a día adelante a nuestra familia, el renunciar a mil cosas para que a los nuestros no les falte de nada, etc… los momentos plenamente felices son apenas un suspiro en medio de todos ellos.

Pasan los años, y cuando obtenemos un poco de estabilidad, aparecen los achaques, la enfermedad, y las pérdidas de los seres queridos.

Los años pasan rápido, y los deleites de la juventud enseguida pasan y uno se encuentra irremediablemente a un paso de la muerte, y cuando esta llegue ¿qué será de nuestra alma? ¿Seremos capaces de pasar una eternidad de tormentos por apenas gozar de unos instantes de placer?

Ese es el yugo del mundo, un precio infinito para un deleite fugaz.

Sin embargo, para quien carga el yugo de nuestro Señor, se le presenta una vida terrenal llena de sacrificios, luchas interiores y padecimientos exteriores, sin embargo, en medio de todos ellos contamos con la ayuda de la Gracia Divinapara superar todos los avatares que se nos presenten y a la hora de la muerte, si hemos vivido en santidad, obtendremos la recompensa de una eternidad con una felicidad tal, que hasta imaginarlo es imposible participando en la Gloria de Dios.

¿No merece la pena sacrificar los pocos años que tenemos de vida en la tierra por participar del Gozo Eterno junto a Nuestro Señor?

¡Que gran regalo concede Dios a los que le sirven de corazón!

¿Por qué entonces seguimos despreciandole y haciendonos reos del infierno?

Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.

 

 

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]