EVANGELIO LUNES 20 DE ENERO 2014

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 2,18-22.
Un día en que los discípulos de Juan y los fariseos ayunaban, fueron a decirle a Jesús: “¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacen los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos?”.
Jesús les respondió: “¿Acaso los amigos del esposo pueden ayunar cuando el esposo está con ellos? Es natural que no ayunen, mientras tienen consigo al esposo.
Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.
Nadie usa un pedazo de género nuevo para remendar un vestido viejo, porque el pedazo añadido tira del vestido viejo y la rotura se hace más grande.
Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres, y ya no servirán más ni el vino ni los odres. ¡A vino nuevo, odres nuevos!”.

Palabra del Señor

————————

“¿Acaso los amigos del esposo pueden ayunar cuando el esposo está con ellos? Es natural que no ayunen, mientras tienen consigo al esposo. Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.

Y así fue, Cristo ascendió al Cielo y toda la Iglesia comenzó con esta práctica tan recomendable. El ayuno es, o debería ser, una parte fundamental en nuestra vida.

El espíritu y la carne están contínuamente enfrentados, tienen criterios propios antagonistas y se mueve cada uno en una dirección. Nuestro espíritu, nuestra voluntad desea el Cielo, y nuestra carne nos hace caer una y otra vez en el pecado.

Si ustedes no entienden la necesidad de mantener la carne a raya y ejercitarse mediante mortificaciones tales como el ayuno, les vamos a poner ejemplos cotidianos de como la carne reacciona por si sola, como si tuviese vida propia, aun cuando nuestra voluntad se opone a ello.

La primera de ellas, es el instinto de supervivencia, esa tentencia a agarrarse a la vida por encima de todo. Esto lo hemos comprobado todos cuando estamos cerca de una situación peligrosa, el cuerpo reacciona inmediatamente aun cuando no somos conscientes de lo que sucede. Y esta respuesta automática sería buena, si no fuese porque llegado el momento del martirio, puede hacernos incapaces de afrontar la prueba, renegar de la fe y hacernos reos de la condenación eterna.  Muchos santos temian fracasar en sus instantes finales de sus vidas por esta misma debilidad.

La otra gran debilidad de la carne, son las tendencias sexuales, que únicamente necesitan una imagen, un leve pensamiento, para despertar toda clase de reacciones en el cuerpo que nublan la mente y pueden hacer caer hasta al más integro si no se ve auxiliado por el Cielo.

Estas y otras tentaciones similares, hacen de la carne uno de nuestros tres principales enemigos, que como bien saben son, la carne, el mundo y el demonio.

Nuestra voluntad debe ser firme y no permitir en ningún momento el descontrol de la carne, ya que puede hacernos caer en lo más profundo del infierno, siendo así que los pecados de la carne son los que más almas condenan.

Ayunar y practicar toda clase de mortificaciones y sacrificios de cosas lícitas permite a la voluntad tomar el control de la carne poco a poco y minimizar los efectos de las tentaciones.

Esforcémonos cada día y ofrezcamos al Señor todos nuestros ayunos y sacrificios. No pensemos que esto solo puede ser realizado por los más grandes santos. No tengamos miedo, todo puede comenzar por ir renunciando a pequeñas cosas lícitas, tales como comer algo que nos desagrade o no comer aquello que nos entusiasma, renunciar a ciertas aficiones tales como ese rato viendo la TV y emplear ese tiempo en rezar, cualquier cosa que se nos ocurra,  pero no nos conformemos con hacer lo mínimo. Si deseamos servir al Señor debe ser con todas nuestras fuerzas y no dejarle únicamente el rato libre que nos sobra despues de cumplir todos nuestros caprichos.

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]