EVANGELIO LUNES 7 DE OCTUBRE 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 10,25-37.
Y entonces, un doctor de la Ley se levantó y le preguntó para ponerlo a prueba: “Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la Vida eterna?”.
Jesús le preguntó a su vez: “¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?”.
El le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu espíritu, y a tu prójimo como a ti mismo”.
“Has respondido exactamente, le dijo Jesús; obra así y alcanzarás la vida”.
Pero el doctor de la Ley, para justificar su intervención, le hizo esta pregunta: “¿Y quién es mi prójimo?”.
Jesús volvió a tomar la palabra y le respondió: “Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos ladrones, que lo despojaron de todo, lo hirieron y se fueron, dejándolo medio muerto.
Casualmente bajaba por el mismo camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo.
También pasó por allí un levita: lo vio y siguió su camino.
Pero un samaritano que viajaba por allí, al pasar junto a él, lo vio y se conmovió.
Entonces se acercó y vendó sus heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo.
Al día siguiente, sacó dos denarios y se los dio al dueño del albergue, diciéndole: ‘Cuídalo, y lo que gastes de más, te lo pagaré al volver’.
¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?”.
“El que tuvo compasión de él”, le respondió el doctor. Y Jesús le dijo: “Ve, y procede tú de la misma manera”.

Palabra del Señor

 ——————————–

En este evangelio se recoge la pregunta más importante que tenemos que plantearnos en nuestra vida, o mejor dicho, la ÚNICA que debemos responder y acatar en el tiempo que disponemos en la tierra. La respuesta a esa pregunta  y lo que hagamos a partir de ahí marcará no solo nuestra vida presente sino nuestra eternidad.

“Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la Vida eterna?”.

Cualquier católico, y hasta diría cualquier persona con sentido común, respondería sin demasiadas elucubraciones que lo que hay que hacer es cumplir la Santa Ley de Dios.

Pero, “¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?”

Y he aquí la clave, aquello que marcará la diferencia entre una Vida Santa y una vida que conduce directamente al tormento eterno. Es lo ÚNICO que distingue a buenos y malos, a los de Dios y los de Satanás. Es por tanto, aquello debemos cumplir  a raja tabla en esta vida terrenal para ser dignos de la Vida Eterna que el Señor nos promete:

 “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu espíritu, y a tu prójimo como a ti mismo”.

El amor a Dios es exigente, tan exigente que te pedirá que renuncies a todo en pos de Él, incluso a tu propia vida, tan exigente que el más mínimo pecado se convierte en una gran traición para Él y un incumplimiento de este primer mandamiento, resumen de todos.

Porque si amamos a Dios realmente, gozaremos en el cumplimiento de todos sus mandatos, hasta de los más pequeños, aunque duelan. ¿A quién no le gusta agradar a sus seres queridos?

La diferencia entre quien ama a Dios y quien dice que ama a Dios es clara:

Quien no ama a Dios acatará sus leyes como una imposición, a mala gana y estará siempre tratando de hacer su propia voluntad buscándole “la trampa” a la Santa Ley de Dios, para no tener que cumplirla.

Quien ama realmente a Dios no obra así. “Cumplir la sentencia dictada es un honor para todos sus fieles”. Es por tanto para ellos un gran gozo, el mayor de los honores el cumplir hasta la última coma, y no harán nada sin contar con su beneplácito.

Y por supuesto, amar al prójimo es una consecuencia directa de amar a Dios. Si amas a Dios de corazón, sufres con Él al ver a sus criaturas despreciarle y traicionarle una y otra vez, poniéndose en manos del enemigo y ganándose su propia condenación por obrar según su antojo.

Alguien que realmente ame a Dios, no deseará la condenación eterna ni a su peor enemigo, porque Dios tampoco la desea, pero la Justicia es Implacable para quienes tienen el corazón engreído y renuncian por una vida de placeres al tiempo de misericordia que el Señor nos ha dado, para hacer penitencia por nuestros pecados.

Es fácil pasar de largo ante el sufrimiento del prójimo, pero mucho más fácil pasar de largo dejando a  Dios y a sus mandatos en un reducto de nuestra memoria, porque al prójimo lo vemos y  su sola imagen termina por tocar la conciencia, pero ante Dios la cosa cambia, y es una tentación muy grande el pretender vivir una vida al margen Suyo.

Es nuestra responsabilidad, nuestra ÚNICA responsabilidad, el reconocerle, amarle y servirle, y en la era de la información no hay excusa alguna. Todos tenemos al alcance la Verdad Salvífica, pero solo unos pocos son los que se atreven a vivir de manera que puedan alcanzar la vida eterna.

Que el Señor, y la Santisima Virgen cuya fiesta celebramos hoy, nos mueva a la conversión para que podamos alcanzar la santidad que tanto desea para sus fieles, que es requisito imprescindible para su Reino.

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]