EVANGELIO VIERNES 13 DE SEPTIEMBRE 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 6,37-42.
No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.
Den, y se les dará. Les volcarán sobre el regazo una buena medida, apretada, sacudida y desbordante. Porque la medida con que ustedes midan también se usará para ustedes”.
Les hizo también esta comparación: “¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un pozo?
El discípulo no es superior al maestro; cuando el discípulo llegue a ser perfecto, será como su maestro.
¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo?
¿Cómo puedes decir a tu hermano: ‘Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo’, tú, que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.
Palabra del Señor

————————————-
Cristo ha dicho en numerosas ocasiones: “No juzguen y no serán juzgados”, y ante esta afirmación podemos encontrar diferentes  actitudes.
La primera de ellas, que podríamos denominar “reacción pasiva”, es la postura cómoda de concluir que ya que no podemos juzgar a nadie, todo vale y por tanto, no tiene sentido el hablar de pecado o no pecado, ya que cada uno es libre de actuar como desea y que no es cristiano el decir cosas que puedan herir la sensibilidad de alguien. Los que siguen esta postura, no se dan cuenta que la mayor obra de caridad que uno puede hacer hacia el prójimo es salvar su alma. Por tanto, el decirle directamente a alguien que se está equivocando y que el camino que ha elegido va a parar a las llamas del infierno, no es afrentarle ni juzgarle – aunque de hecho la mayoría de las veces se lo tomen como una injuria, por su ego- sino que en realidad es hacer para con ellos el mayor acto de amor posible: porque si nos hacen caso, se arrepienten y vuelven al Señor, su alma se salvará y nos estarán eternamente agradecidos por aquella conversación que aunque de entrada pudo dolerles, les abrió los ojos. Desterremos por tanto, toda pasividad de nuestras vidas, y llamemos a las cosas por su nombre: lo que es pecado como pecado, y lo que es provechoso para nuestra salvación como tal.
Sin embargo, podemos encontrarnos ante otra postura algo más peligrosa incluso que la primera, que podría ser denominada “reacción soberbia” y es aquella que, a parte de dar por supuesto que no juzgan a nadie, de hecho se está juzgando hasta al mismo Dios. Y esto hay que decirlo así: Esta actitud se da mayoritariamente en todos aquellos que han caido en la herejía protestante, no porque lo digamos nosotros, sino porque fue la causa misma de su división de la Verdadera Iglesia de Cristo, la Santa Iglesia Católica. Estos, en nombre de Dios, se atreven incluso a juzgar y someter a su propio arbitrio la Santa Ley, las Sagradas Escrituras, a Dios mismo, y por supuesto a todas las personas que no piensan como ellos.

Alguien debería decirles que “El discípulo no es superior al maestro”. ¿Cómo osan juzgar a la misma Ley y al Juez mismo según tu antojo? ¿No es esto lo que hizo el propio Satanás cuando pretendió elevarse sobre el mismo Dios y ser alabado? “¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un pozo?” pues eso es lo que sucede con toda esta gente que se autodenomina cristiana sin serlo, ya que en realidad se han creado un dios a su imagen y semejanza a quien llaman Cristo y no es más que una exaltación de su propio ego.
Eso sí, serán los primeros en echarte en cara ya no solo tus propios pecados sino también los que a ellos se les ocurran por el simple hecho de declararte católico y reconocer abiertamente que es UNA la Santa Iglesia de Cristo, a la que ellos han dejado de pertenecer por seguir una religión creada por hombres.
¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo?
¿Cómo puedes decir a tu hermano: ‘Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo’, tú, que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.
Este punto, no solo es aplicable a los protestantes porque por desgracia no son los únicos que descuartizan las Sagradas Escrituras a su antojo y arremeten contra Dios y su Ley. Tenemos también en las filas católicas el caso de aquellos fieles-y no tan fieles- mediocres y tibios por excelencia, que ante pasajes “molestos” que hablan de sacrificio, de renuncia, de esfuerzo… se atreven a afirmar que no aplican, o que están pasados de moda, o que nadie los cumple y aquí no pasa nada… ¡se inventan cualquier clase de escusa con tal de pasarlos por alto y seguir viviendo a su antojo!¡Se atreven incluso a recriminar a Dios la injusticia que cometería si los condenase! No, ellos no son tan malos, pues no matan ni roban… Queridos hermanos, ¡Esto no es más que engañarse a sí mismos con una salvación que no llegará, no porque Dios no lo desee ya que murió en la Cruz por darnos la posibilidad de salvarnos, sino por su propio egoísmo y pecado! Los pobrecillos, no se dan cuenta que el Señor es paciente, y a cada uno le dará lo que merece al final de sus vidas.

Quedémonos con esto:  “No juzguen y no serán juzgados”. Entre nosotros no debe haber celos ni rivalidades, ya que todos caminamos hacia la salvación. Debemos por tanto, ayudarnos unos a otros a avanzar y a vencer los vicios que vamos creando en nuestro criterio, a pulir nuestras impurezas y a entregarnos por completo al Señor. Ya Satanás nos lo pone dificil con sus tentanciones y maquinaciones constantes, para que tengamos que luchar hasta con nuestros propios hermanos en lugar de allanarnos el camino y motivarnos unos a otros a avanzar por el camino de la santidad.
¿Qué más tiene que hacer Dios por nosotros para que confiemos en su Palabra, le amemos y le sirvamos como se merece?
Que la Santísima Virgen sea nuestro ejemplo y modelo y que Ella misma, actuando en nuestros corazones, nos muestre el camino seguro hacia el Señor.

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]