STABAT MATER DOLOROSA

Stabat Mater Dolorosa es una secuencia atribuida a S.S. Inocencio III que data del siglo XIII. Se trata de una oración repetida la lo largo de la historia a la que han puesto musica los más grandes compositores de todos los tiempos, que ha pasado al olvido como otras tantas en las nuevas generaciones de la Iglesia que parecen adormecidas a la verdadera fe y muy predispuestas a coger el cristianismo únicamente lo que conviene, conviertiendo en danza y fiesta aquellos acontecimientos tan duros de la historia en los que Dios mismo fue torturado brutalmente y asesinado de la manera más terrible por sus propias criaturas a la vista de su propia Madre, la Santísima Virgen María.

¡Quien se va a atrever a decir a este Dios y a su Santísima Madre lo que significa el sufrimiento! Y no lo vivieron porque lo merecieran como nosotros, sino por darnos una oportunidad de salvación que constantemente estamos rechazando por medio de nuestros pecados y egoísmos.

Para captar mejor el sentido esta oración, desde Cruzada por Cristo le recomendamos que ponga de fondo esta pieza, y contemple la imagen que mostramos justo a continuación del video.

Esta oración hecha musica por Pergolesi, describe perfectamente la escena del Calvario. Miren a los ojos a la Santisima Virgen y diganme, ¿hay acaso dolor mayor que este?

La Piedad

Contemple esta escena por unos segundos, dejando que la melodía toque su alma. Mire a los ojos de la Santísima virgen María, la crueldad de la Muerte de su Hijo y sus sufrimientos. Piense lo que tuvo que sufrir cada segundo al ver como torturaban ante sus propios ojos a su Hijo, que no solo era su Hijo sino su Dios, el Mesías esperado por todos, el Creador del Mundo.

Mire sus ojos y verá como todas sus quejas se desvanecen, y su alma se va transformando al darse cuenta de que todo lo que ha sufrido Cristo y su Santísima Madre se deben a sus pecados y a los mios. Este es el daño que provocan nuestras faltas de las que en muchas ocasiones no queremos enmendarnos. ¿Como vamos a reclamarle algo a este Dios que tanto nos ama, siendo como somos criaturas indignas de su amor?

STABAT MATER DOLOROSA

ORIGINAL EN LATIN

1.

Stabat Mater dolorosa

Iuxta crucem lacrimosa,

Dum pendebat filius.

Cuius animam gementem

Contristatam et dolentem

Pertransivit gladius.

2.

O quam tristis et afflicta

Fuit illa benedicta

Mater unigeniti

Quae maerebat et dolebat.

Et tremebat, cum videbat

Nati poenas incliti.

3.

Quis est homo qui non fleret,

Matrem Christi si videret

In tanto supplicio?

Quis non posset contristari,

Piam matrem contemplari

Dolentem cum filio?

4.

Pro peccatis suae gentis

Jesum vidit in tormentis

Et flagellis subditum.

Vidit suum dulcem natum

Morientem desolatum

Dum emisit spiritum.

5.

Eja mater fons amoris,

Me sentire vim doloris

Fac ut tecum lugeam.

Fac ut ardeat cor meum

In amando Christum Deum,

Ut sibi complaceam.

6.

Sancta mater, istud agas,

Crucifixi fige plagas

Cordi meo valide.

Tui nati vulnerati

Tam dignati pro me pati,

Poenas mecum divide!

7.

Fac me vere tecum flere,

Crucifixo condolere,

Donec ego vixero.

Juxta crucem tecum stare

Te libenter sociare

In planctu desidero.

8.

Virgo virginum praeclara,

Mihi jam non sis amara,

Fac me tecum plangere.

Fac ut portem Christi mortem,

Passionis eius sortem

Et plagas recolere.

9.

Fac me plagis vulnerari,

Cruce hac inebriari

Ob amorem filii,

Inflammatus et accensus,

Per te virgo sim defensus

In die judicii.

10.

Fac me cruce custodiri,

Morte Christi praemuniri,

Confoveri gratia.

Quando corpus morietur

Fac ut animae donetur

Paradisi gloria.

Amen.

TRADUCCIÓN

1.

Estaba la Madre dolorosa

junto a la Cruz, lacrimosa,

mientras pendía el Hijo.

Cuya ánima gimiente,

contristada y doliente

atravesó la espada.

2.

¡Oh cuán triste y afligida

estuvo aquella bendita

Madre del Unigénito!.

Languidecía y se dolía

la piadosa Madre que veía

las penas de su excelso Hijo.

3.

¿Qué hombre no lloraría

si a la Madre de Cristo viera

en tanto suplicio?

¿Quién no se entristecería

a la Madre contemplando

con su doliente Hijo?

4.

Por los pecados de su gente

vio a Jesús en los tormentos

y doblegado por los azotes.

Vio a su dulce Hijo

muriendo desolado

al entregar su espíritu.

5.

Ea, Madre, fuente de amor,

hazme sentir tu dolor,

contigo quiero llorar.

Haz que mi corazón arda

en el amor de mi Dios

y en cumplir su voluntad.

6.

Santa Madre, yo te ruego

que me traspases las llagas

del Crucificado en el corazón.

De tu Hijo malherido

que por mí tanto sufrió

reparte conmigo las penas.

7.

Déjame llorar contigo

condolerme por tu Hijo

mientras yo esté vivo.

Junto a la Cruz contigo estar

y contigo asociarme

en el llanto es mi deseo.

8.

Virgen de Vírgenes preclara

no te amargues ya conmigo,

déjame llorar contigo.

Haz que llore la muerte de Cristo,

hazme socio de su pasión,

haz que me quede con sus llagas.

9.

Haz que me hieran sus llagas,

haz que con la Cruz me embriague,

y con la Sangre de tu Hijo.

Para que no me queme en las llamas,

defiéndeme tú, Virgen santa,

en el día del juicio.

10.

Cuando, Cristo, haya de irme,

concédeme que tu Madre me guíe

a la palma de la victoria.

Cuando el cuerpo sea muerto,

haz que al ánima sea dada

del Paraíso la gloria.

Amén.

Ahora estamos en el tiempo de la Pasión de la Esposa de Cristo, de su Santa Iglesia, que debe sufrir al igual que su Esposo en manos de hombres impíos enemigos de Dios y de la fe.
¿Cual será nuestra posición? ¿Haremos como la mayoría de los que se decían discípulos que huyeron despavoridos dejando a Cristo solo cuando más los necesitaba, huyendo de la Santa Iglesia? ¿Haremos como aquellos que gritaban “Crucifícale” ante Pilatos acusandola con multitud de calumnias? ¿Seremos acaso como aquellos otros que siguieron a lo suyo, comiendo, bebiendo y casándose, mientras Cristo era crucificado en los tiempos más importantes de la historia? ¿o seremos como san Juan, de los pocos que resistan de rodillas al lado de la Santísima Virgen y a los pies de Cristo, es decir, de rodillas ante el Santísimio Sacramento del altar, suplicando perdón para nosotros y para el mundo y ofreciendonos como un sacrificio de reparación en estos tiempos de apostasía?

La decisión es únicamente nuestra.

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]