SANTA FLAVIA DOMITILA, MARTIR

SANTA FLAVIA DOMITILA, MARTIR

(† s. I)

SANTA FLAVIA DOMITILADespués de la persecución de Nerón contra los cristianos, la Iglesia vivió una temporada de paz con los emperadores Galba, Otón, Vitelio y los primeros Flavios, Vespasiano y Tito. Al amparo de este viento favorable, prosperó la conversión al cristianismo de muchas personas de las clases altas y de la aristocracia romana. Entre las familias consulares que abrazaron el cristianismo, estaban los Flavios, estrechamente emparentados con los emperadores.

Flavia Domitila se convirtió juntamente con su esposo el cónsul Flavio Clemente, sobrino de Vespasiano y primo hermano de Tito y Damiciano los dos hijos de Flavia, discípulos de Quintialiano, sucederían a Tito y Domiciano, que no tenían hijos. Así hubiera sido si no hubiera sobrevenido la crueldad de Domiciano, comparada por Tertuliano con la de Nerón. Asustado el receloso Domiciano del número y fuerza que iban alcanzando los cristianos, so pretexto de ateísmo, condenó a muerte a todos los cristianos. Flavia Domitila, mujer del cónsul Flavio Clemente, y sobrina del propio Damiciano, fue desterrada a la isla de Pandataria, en atención a su dignidad de miembro de la familia imperial, y allí murió.

Según algunos documentos antiguos, habría habido una segunda Flavia Domitila, virgen, sobrina de Flavio Clemente, desterrada también por cristiana.

La virgen Domitila, prometida de un joven pagano llamado Aureliano, tenía como esclavos a Nereo y Aquiles, convertidos por el apóstol San Pedro. Estos esclavos, en su celo extremado por proteger a su joven señora, se empeñan en hacerle ver la supremacía de la virginidad sobre el matrimonio, y la incongruencia de que acepte casarse con un pagano. Convencen a la joven, y el Papa San Clemente, sobrino del cónsul Clemente, impone a Domitila el santo velo de las vírgenes.

Aureliano, furioso por sus frustrados amores, consigue de Domiciano que Domitila sea desterrada a la isla de Poncia. Marcha a la isla con sus dos esclavos. Aureliano, que no renuncia a Domitila, se dirige también a la isla, y al no poder conseguir la ayuda de Nereo y Aquiles, por muchas promesas que les hace, los hace desterrar a Terracina.

Aureliano no ceja en su esperanza de ganarse a Domitila, y prepara una hábil estratagema. Envía junto a Domitila dos amigas, Teodora y Eufrosina, que van a casarse con Sulpicio y Serviliano. Pero Domitila convence a Teodora y Eufrosina de las excelencias de la virginidad, y sus dos pretendientes, Sulpicio y Serviliano renuncian a ellas e incluso se convierten al cristianismo. Aureliano muere desesperado después de una bacanal de dos noches, en la que intenta olvidar su derrota.

Sulpicio y Serviliano derraman su sangre por Cristo. Nereo y Aquiles son ejecutados también. Y las tres lindas e intrépidas doncellas unen a la flor de la virginidad la palma del martirio.

Gloriosa Santa Flavia Domitila, a ti acudimos, llenos de confianza en tu intercesión. Nos sentimos atraídos a ti con una especial devoción y sabemos que nuestras súplicas serán más agradables a Dios nuestro Señor, si tu, que tan amada eres de Él, se las presentáis. Tu caridad, reflejo admirable de la de Dios, te inclina a socorrer toda miseria, a consolar toda pena y a complacer todo deseo y necesidad, si ello ha de ser en provecho de nuestra alma. Mira, pues, nuestras miserias y penas nuestros trabajos y necesidades, nuestros buenos deseos, y alcánzanos que cada día aseguremos más nuestra eterna salvación con la práctica de las buenas obras y la imitación de tus virtudes.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Santa Flavia Domitila, ruega por nosotros.

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]