EVANGELIO MARTES 2 DE ABRIL 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Juan 20,11-18.
María se había quedado afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro
y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados uno a la cabecera y otro a los pies del lugar donde había sido puesto el cuerpo de Jesús.

Ellos le dijeron: “Mujer, ¿por qué lloras?”. María respondió: “Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto”.

Al decir esto se dio vuelta y vio a Jesús, que estaba allí, pero no lo reconoció.
Jesús le preguntó: “Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?”. Ella, pensando que era el cuidador de la huerta, le respondió: “Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo”.

Jesús le dijo: “¡María!”. Ella lo reconoció y le dijo en hebreo: “¡Raboní!”, es decir “¡Maestro!”.
Jesús le dijo: “No me toques, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: ‘Subo a mi Padre, el Padre de ustedes; a mi Dios, el Dios de ustedes'”.
María Magdalena fue a anunciar a los discípulos que había visto al Señor y que él le había dicho esas palabras.

Palabra del Señor

——————–

Este evangelio nos presenta a María, esa mujer de Magdala tan conocida últimamente por supuestos escándalos post mortem atribuidos a ella y al mismísimo Señor, por todos aquellos que no tienen otro interés más que destruir la Santa Doctrina y erradicar el Nombre de Cristo de la faz de la tierra.

Sin embargo, como es lógico, no vamos a perder el tiempo comentando la cantidad de barbaridades que se dicen de ella, sino alabando su ejemplo.

Santa María de Magdala, era una mujer, que por circunstancias de la vida, como se vio arrastrada a una vida de pecado – y aquí no nos engañemos con calificativos- la misma vida de pecado como la que hubiera llevado cualquier otra persona que vive su vida al margen de Dios.

Estando ella en su pecado, se encuentra con el Señor en el momento más difícil, cuando su pecado iba a pasar factura. El Señor, sin tener porqué realmente, se acerca a ella, y salva su vida del abismo al que sus pecados la enviaban, y le da la oportunidad de tener una vida nueva.

Ella, que siempre había estado esperando esa luz que la guiase fuera del mundo de tinieblas en el que estaba inmersa y atrapada, inmediatamente dejo todo  (su vida pasada, sus pecados…),  abrazó una vida nueva y amó al Señor como es debido: con todo su corazón, con toda su alma, con todas sus fuerzas.

Habiéndose convertido en una de las más fieles seguidoras de Cristo, y siendo El toda su esperanza, tuvo que presenciar como caía en manos enemigas, y junto con su Madre, con San Juan, el discípulo amado y con Maria de Cleofás, la madre de éste discípulo, se mantuvo a los pies de la cruz hasta el último momento. ¿Cómo podría separarse de Aquel que le había dado la Vida?

Habiendo guardado el Sábado, acudió a visitar la tumba para ungir el Cuerpo del Señor y se encontró con la tumba vacía. Las dudas invadieron su mente, y la angustia se apoderó de ella: ¿Dónde estaba el Señor? No se conformaban con arrebatarle la vida sino que también han robado su sacratísimo Cuerpo… ¿A dónde se lo habían llevado? ¿A dónde iría ella si no es con el Señor?

En medio de su llanto por haber perdido al más Sagrado de lo sagrado, se le presentan dos ángeles del Señor, pero no les reconoce. Al salir a fuera, el Señor mismo se le presenta, pero en su desesperación no es capaz de reconocerle tampoco. Únicamente le conoce por su Voz, por su Palabra, cumpliéndose así las escrituras: “Mis ovejas escuchan mi Voz”.

Aun así, pese a la alegría del encuentro, el Señor no le permite en ningún momento perder las formas. Cristo es el Hijo de Dios, y Soberano del Universo, y por mucho que se le ame, no puede ser tratado como algo menos que eso.

Ese “No me toques” sería perfectamente aplicable a cuando nos acercamos a recibirlo en el Sacramento de la Eucaristía. Sí, le amamos y eso es bueno, pero eso no justifica toda clase de formas.

Cuanta gente trata el Santísimo Sacramento como si se tratase de una galleta, manoseándolo con manos impuras y sin ni siquiera verificar sus almas ni las migajas, que en cada una está Cristo mismo, acaban en el suelo. Emplear formas adecuadas solo es la antesala de una herejía posterior: la negación de la presencia real de Cristo en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en el Pan y Vino consagrados.

Cuando nos dirijamos a recibir al Santísimo, recordemos aquellas palabras del Salmo 80 que dicen: “Abre la boca que te la llene”.

¡Viva Cristo Rey!

¡A Él todo el Honor y la Gloria por los siglos de los siglos!

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]