NOVENA DE LA MISERICORDIA – DIA 1

NOVENA DE LA MISERICORDIA

Se comienza con la Señal de la Cruz:

† Por la señal de la Santa Cruz,

† de nuestros enemigos,

† líbranos Señor Dios Nuestro.

†  En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Nos ponemos en presencia de Dios y pedimos humildemente perdón al Señor por nuestras faltas diciendo:

Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero,

Creador, Padre y Redentor mío,

Por ser Vos quien sois, Bondad Infinita,

y porque os amo sobre todas las cosas,

me pesa de todo corazón el haberos ofendido.

Ayudado de vuestra Divina Gracia,

propongo firmemente nunca mas pecar,

confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta para el perdón de los pecados. Amén.

 

1º Día:            Por toda la Humanidad Pecadora

“Hoy, tráeme a toda la Humanidad, y especialmente a todos los pecadores y sumérgelos en el mar de mi Misericordia. De esta forma me consolarás de la amarga tristeza en que me sume la pérdida de las almas”(Diario, 1210).

“Jesús misericordioso, cuya naturaleza es la de tener compañsión de nosotros y de perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino la confianza que depositamos en tu Bondad infinita. Acogenos en la morada de tu compasivo Corazón y nuca nos dejes salir de Él. Te lo suplicamos por tu Amor que te une al Padre y al Espíritu Santo.

Oh omnipotencia de la Divina Misericordia, salvación del hombre pecador.

Tú eres la misericordia y un mar de compasión. Ayudas a quien te ruega con humildad.

Padre Eterno, mira con misericordia a toda la humanidad, y especialmente a los pobres pecadores que están encerrados en el Corazón de Jesus lleno de compasión, y por su dolorosa Pasión muéstranos Tu Misericorida para que alabemos su omnipotencia por los siglos de los siglos. Amén”(Diario, 1211)

Concluir con el rezo del Rosario de la Misericordia.

Rezo de la Coronilla

Se utiliza un rosario común de cinco decenas.

Como Jesús mismo ha especificado (Diario, 476), se comienza con el rezo de un Padre Nuestro:

Padre nuestro, que estás en el Cielo.

Santificado sea tu Nombre.

Venga a nosotros tu Reino.

Hágase tu Voluntad en la tierra como en el Cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.

Perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal. Amén.

Un Ave María:

Dios te salve, María,

llena eres de gracia;

el Señor es Contigo.

Bendita Tú eres entre todas las mujeres,

 y bendito es el Fruto de tu Vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,

 ruega por nosotros pecadores

 ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Y un Credo:

Creo en un sólo Dios, Padre Todopoderoso,

 Creador del Cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios,

nacido del Padre antes de todos los siglos:

Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero;

engendrado, no creado,

de la misma naturaleza del Padre por quien todo fue hecho,

que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo,

 y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen,

y se hizo hombre.

Y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;

padeció y fue sepultado,

y resucitó al tercer día, según las Escrituras,

y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre;

y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos,

y su Reino no tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida,

que procede del Padre y del Hijo,

que con el Padre y el Hijo, recibe una misma adoración y gloria,

y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia, que es Una, Santa, Católica y Apostólica.

Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amén.

Se ofrece la Coronilla por las intenciones que desee.

Se recomienda ofrecerlo por las Benditas Almas del purgatorio, y por la conversión de los pecadores y su salvación, pidiendo misericordia por todos nosotros y nuestras almas.

Se prosigue en la cuenta grande, correspondiente al Padre Nuestro en el Santo Rosario tradicional, con la siguiente oración:

“Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo,

la Sangre, el Alma y la Divinidad

de Tu Amadísimo Hijo,

Nuestro Señor Jesucristo,

para el perdón de nuestros

pecados y los del mundo entero.” (Diario, 476)

Se continua recitando 10 veces, en las cuentas pequeñas correspondientes al  Ave María, la siguiente oración.

“Por Su dolorosa Pasión,

ten misericordia de nosotros y del mundo entero.” (Diario, 476)

Esta secuencia se repite 5 veces en total hasta concluir el Rosario. Y al finalizar las cinco decenas de la coronilla, se repite tres veces, en las tres cuentas que se encuentran separadas y que nos conducen a la Cruz, la siguiente oración:

“Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal,

ten misericordia de nosotros y del mundo entero.” (Diario, 476)

 

Pese a que no es obligatorio, se recomienda concluir la Coronilla con el rezo de la Salve, acordándonos de Nuestra Señora, que por Cristo es Reina y Madre de Misericordia.

Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia,

 vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve.

A ti llamamos los desterrados hijos de Eva;

a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora, abogada nuestra,

vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos,

 y después de este destierro muéstranos a Jesús,

 Fruto bendito de tu vientre.

¡Oh Clementísima, oh Piadosa, oh dulce Virgen María!

V. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Igualmente, es muy recomendable añadir las letanías a la Divina Misericordia, que se incluyen en el apartado siguiente.

Una vez concluidas se hace la señal de la Cruz, con el rosario en la mano:

 †  En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]