EVANGELIO DOMINGO 17 DE MARZO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Juan 8,1-11.

Jesús fue al monte de los Olivos.
Al amanecer volvió al Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y comenzó a enseñarles.
Los escribas y los fariseos le trajeron a una mujer que había sido sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio de todos,
dijeron a Jesús: “Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio.
Moisés, en la Ley, nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres. Y tú, ¿qué dices?”.
Decían esto para ponerlo a prueba, a fin de poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, comenzó a escribir en el suelo con el dedo.
Como insistían, se enderezó y les dijo: “El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra”.
E inclinándose nuevamente, siguió escribiendo en el suelo.
Al oír estas palabras, todos se retiraron, uno tras otro, comenzando por los más ancianos. Jesús quedó solo con la mujer, que permanecía allí,
e incorporándose, le preguntó: “Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Alguien te ha condenado?”.
Ella le respondió: “Nadie, Señor”. “Yo tampoco te condeno, le dijo Jesús. Vete, y no peques más en adelante”.

Palabra del Señor

—————————————————————-

Para entender correctamente el pasaje del evangelio de hoy hay que centrarse en el contexto que se nos describe al principio, que muchas veces pasamos por alto, y en la Ley de Moisés que es comúnmente malinterpretada, en opinión personal, intencionadamente.

Pues bien, en la escena tenemos a Cristo sentado enseñando a la gente como siempre hacía. Y se le acercaron los escribas y fariseos con un caso, únicamente, y es de remarcar este únicamente, para tener un motivo para acusarle. Es decir, que su intención no era ya juzgar a la mujer pecadora, sino obtener de boca de Jesús las palabras que propiciaran su final.

El caso propuesto era el siguiente:

“Le trajeron a una mujer que había sido sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio de todos, dijeron a Jesús: “Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés, en la Ley, nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres. Y tú, ¿qué dices?”. 
La primera cuestión ante esto era la acusación en sí que era legítima pues se sobreentiende que había más de dos testigos imparciales de su adulterio. Sin embargo, no pasemos por alto la Ley de Moisés malempleada. Esta Ley decía que si un hombre y una mujer eran sorprendidos en adulterio AMBOS debían morir, pues era una gran afrenta a ellos mismos y sus cuerpos -Templos del Espíritu Santo-, a sus respectivos cónyuges y al mismísimo Dios, ya que rompía su Santa Alianza, cosa que debía de evitarse a toda costa -de ahí la pena para los traidores. Todo el mundo sabía que ese era el castigo de los adúlteros y de aquellos que osasen jugar con la Santa Ley.

 Pero en este caso se presentan irregularidades… ¿Dónde está el hombre? Si ha sido sorprendida en adulterio, los mismos testigos que la habían visto hubieran visto al hombre que estaba con ella, y por Ley eran los dos los que debían ser juzgados y condenados.

 Además, ¿quién había hecho a Jesús juez entre ellos, si a sus ojos al menos, no era más que un simple conciudadano? Jesús no tenía potestad legal para ejercer de Juez aunque lo fuese por derecho propio. Por tanto, la pregunta carecía de sentido. Y con lo que estaban haciendo estaban jugando con la mismísima Ley de Dios para acusar a un tercero.

 Así, Cristo, conociendo sus verdaderas intenciones, les devuelve la indiferencia merecida por sus actos.

 Sin embargo, quiso aprovechar esta situación para dar al pueblo una enseñanza tremendamente importante: Y era mostrarles la Misericordia de Dios.

 Levantándose con toda su majestuosidad, y con voz severa hace una apelación a todas las conciencias. ¿Quién de vosotros está libre de pecado para levantarse cómo Juez sobre el resto? Claramente allí se estaba cometiendo un pecado mayor que se estaba pasando por alto: el pecado de blasfemia contra el Hijo de Dios.

 La blasfemia era la mayor afrenta contra Dios y contra su Santa Ley, y estaba penado con la muerte. Pero, ¿Qué sucedería a esas almas que perecen en un pecado mortal? Hubieran ido a parar directamente a lo profundo del infierno.

 Pero el Señor no quiere que perezcan las almas, sino que se conviertan. Y perdonando a la mujer, a vista de todos y dejando a los blasfemos seguir su camino, lo que hacía es darles la oportunidad de que todos ellos pudiesen llegar a la salvación.

 ¿Significa esto que Dios perdonará a todos y nadie se condenará? ¡No, jamás! Pues ya Cristo mismo afirmó que solo unos pocos encuentran el camino que lleva al Reino de Dios.

 Cierto es que Cristo vino a llamar a los pecadores, pero cierto es que si éstos no transforman sus vidas tras encontrarse con Él y dejan atrás sus conductas pecaminosas, irán directos al Tormento Eterno, y ni el mismísimo Hijo de Dios podrá hacer nada por ellos.

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]