EVANGELIO DOMINGO 3 DE MARZO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 13,1-9.

En ese momento se presentaron unas personas que comentaron a Jesús el caso de aquellos galileos, cuya sangre Pilato mezcló con la de las víctimas de sus sacrificios.

El les respondió: “¿Creen ustedes que esos galileos sufrieron todo esto porque eran más pecadores que los demás? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera.
¿O creen que las dieciocho personas que murieron cuando se desplomó la torre de Siloé, eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén?

Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera”.
Les dijo también esta parábola: “Un hombre tenía una higuera plantada en su viña. Fue a buscar frutos y no los encontró.

Dijo entonces al viñador: ‘Hace tres años que vengo a buscar frutos en esta higuera y no los encuentro. Córtala, ¿para qué malgastar la tierra?’.

Pero él respondió: ‘Señor, déjala todavía este año; yo removeré la tierra alrededor de ella y la abonaré. Puede ser que así dé frutos en adelante. Si no, la cortarás'”.

Palabra del Señor

———————————————-

En este evangelio Cristo responde a aquellos que buscaban respuesta acerca de la razón por la que ciertas personas perdieron su vida súbitamente en un ataque y un accidente.

La respuesta de Cristo es clara: estas personas no padecieron porque eran más pecadoras del resto, ni porque lo mereciesen más, el centro de atención no debe ser la razón de esas cosas, sino la conversión propia.

Si uno mismo no se convierte, y vive su vida alejado de Dios perdido en cosas mundanas, ya podrá ganar el mundo entero y tener la sabiduría de los grandes de la historia, ya podrá conseguir lo que nadie había conseguido antes, todo eso no importa. Una vida al margen de la Voluntad de Dios implica una existencia en el tormento eterno del infierno.

Todo es vano, excepto la salvación de las almas. Es lo único que debemos conseguir en el tiempo que se nos ha dado de vida, todo el resto es vanidad.

Y Cristo mismo lo afirma con esa seriedad, para que no se pierda el tiempo en razonamientos absurdos que no llevan a ningún sitio, sino que todo el mundo se centre en lo principal: el convertirse al Señor.

“Si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera.”

Y muestra un ejemplo para mostrar la paciencia del Señor para con nosotros, comparándonos con una higuera y su dueño que espera impaciente que dé fruto en abundancia.

Atención a esto porque es muy importante: pese a que no daba frutos, y todos le pedían que arrancase de raíz ese árbol, el Señor esperó y decidió “abonarlo” más, es decir, rodearlo de ocasiones propicias para su conversión, que lo estimulen a dar el paso, el cambio, la transformación de corazón necesaria.

No es de extrañar el dicho “Bicho malo nunca muere”, es decir, que a ciertas personas que no se comportan como deben, por la misericordia de Dios se les alargue el tiempo para conocerle y convertirse antes de tener que rendir cuentas. Si esto no fuese así, una muerte improvista los llevaría derechos al infierno.

Pero aun así, si pasa el tiempo y la conversión no llega por una u otra razón, se nos advierte que ese árbol será cortado, y de otras parábolas se puede deducir que después de su tala, será echado al fuego, es decir, que si persistimos en nuestra mala conducta debemos saber que estamos preparando nuestra propia condena.

Que el Señor siga teniendo paciencia con nosotros, y que no dejemos nuestra conversión para mañana, sino para hoy mismo. Éste es el día de la Salvación, éste el tiempo de la Misericordia.

¡Viva Cristo Rey!

¡A Él todo el Honor y la Gloria por los siglos de los siglos!

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]