EVANGELIO MIÉRCOLES 27 DE FEBRERO 2013

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 20,17-28.
Cuando Jesús se dispuso a subir a Jerusalén, llevó consigo sólo a los Doce, y en el camino les dijo:
“Ahora subimos a Jerusalén, donde el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Ellos lo condenarán a muerte
y lo entregarán a los paganos para que sea maltratado, azotado y crucificado, pero al tercer día resucitará”.
Entonces la madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante él para pedirle algo.
“¿Qué quieres?”, le preguntó Jesús. Ella le dijo: “Manda que mis dos hijos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda”.
“No saben lo que piden”, respondió Jesús. “¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?”. “Podemos”, le respondieron.
“Está bien, les dijo Jesús, ustedes beberán mi cáliz. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes se los ha destinado mi Padre”. Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos.
Pero Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad.
Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes;
y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo: como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.
Palabra del Señor
———————————————————————–

En el presente evangelio se nos narra lo acontecido durante el último viaje de Jesús a Jerusalén junto con sus discípulos.

El Señor sabía perfectamente lo que iba a acontecerle, ya no solo que acabarían con su vida, sino hasta el detalle más ínfimo de su Pasión y todo lo que tendría que sufrir por una humanidad que no cesa en su empeño de volverle la espalda.

Sin embargo, pese a que la simple visión de su Pasión acongoja el corazón más valiente, el Suyo se mantuvo firme por amor y se dirigió a Jerusalén a la cabeza del grupo.

Pero Cristo seguía siendo humano, y como se nos dice, mientras iba de camino su Corazón se llenó de angustia y no pudo evitar decir a sus discípulos todo lo que debía padecer cuando llegase a Jerusalén.

“Ahora subimos a Jerusalén, donde el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Ellos lo condenarán a muerte
y lo entregarán a los paganos para que sea maltratado, azotado y crucificado, pero al tercer día resucitará”.

 En medio de su angustia, en lugar de encontrar consuelo en los suyos, se da cuenta que lo único que les preocupa son sus propios asuntos.

 Apenas había terminado de hablar, cuando ve venir a la madre de Santiago y Juan, su discípulo amado, que se postró ante Él para pedirle algo.

 Después de las palabras de Cristo podríamos imaginar que le pidiera que no se dejase atrapar, o bien que sucediese algo que lo librase de esa muerte tan ignominiosa que le tenían preparada. Pero no fue así, únicamente pensaban en sí mismos, y como si no hubieran escuchado la angustia del Señor, esta mujer, en nombre de los suyos, le pide que les diesen los puestos de honor en el Reino de los Cielos a sus dos hijos.

 Si para Cristo iba a ser tan difícil llegar al puesto que por naturaleza le correspondía, ¿Cómo osaban pedir semejante cosa? ¿Cómo no se daban cuenta de la magnitud de sufrimientos que tenía que pasar Cristo para llegar a su propio Trono? ¿Tenía sentido tal petición?

 Muchas veces en nuestras peticiones podemos perdernos en verdaderas banalidades y actuar inconscientemente como esta mujer, que en su corazón deseaba lo mejor para sus hijos. Pero ante esto, Cristo nos responderá igual que a ella:

 “No saben lo que piden”, respondió Jesús. “¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?”

 Sus discípulos respondieron afirmativamente a esa pregunta, no se sabe si por ignorancia de lo que Cristo tenía que pasar o por fe firme, pero al final, se les concedió igualmente la corona del martirio que abrazaron victoriosos.

 Y la lección que ese día les dio Cristo, debe quedar grabada en nuestros corazones.

 El Reino de Dios está lejos de todas las ambiciones humanas, del éxito, del poder, de todas esas cosas por las que se afanan los pecadores. No, nuestra vida no debe ser así. Ya que nuestra verdadera Patria es el Cielo, debemos comportarnos como ciudadanos del mismo ya aquí en la tierra, en este tiempo de destierro, para que seamos dignos algún día de volver.

 “Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo: como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.  

¡Viva Cristo Rey!

¡A Él todo el Honor y la Gloria por los siglos de los siglos!

Anuncios

  • Espada del espíritu
  • RSS DEFENSA DE LA FE

    • LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN
      LOS CATÓLICOS Y EL HALLOWEEN Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas: ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos […]
  • RSS MEDITACIONES MARIANAS

    • EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTO ROSARIO (24) – QUINTA DECENA – Rosa 42
      Quinta Decena:  De cómo debe rezarse el Rosario.   42a Rosa 119 Para rezar bien no basta expresar nuestra súplica con la más hermosa de las oraciones, que es el Rosario. Es preciso también hacerlo con gran atención. Porque Dios oye más la oración del corazón que la de los labios. Orar a Dios con […]
  • Todos los Santos
  • RSS SANTO DEL DIA

    • SAN SILVESTRE I, PAPA
      SAN SILVESTRE I, PAPA Vivió en una época de tan grande trascendencia histórica que, inevitablemente surgieron en torno suyo diversas leyendas y anécdotas sensacionales, como las que figuran en la obra «Vita beati Silvestri», pero sin valor como datos para los registros de la historia. En cambio, el Liber Pontificalis hace constar que era el […]
  • Sagrada Biblia
  • RSS EVANGELIO DEL DÍA

    • LECTURAS Y EVANGELIO MIERCOLES 31 DE DICIEMBRE 2014
      Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Juan 2,18-21.  Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.  Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran […]
  • DEVOCIONARIO
  • RSS DEVOCIONARIO

    • TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO
      Originalmente publicado en Cruzada por Cristo: TE DEUM – INDULGENCIA PLENARIA 1 DE ENERO Se trata de un himno de alabanza compuesto en latín a comienzos del siglo V y atribuido a Nicetas de Remesiana y a San Ambrosio de Milán. Desde el siglo VI forma parte del Oficio Divino. La recitación del himno “Te…
  • TESTIMONIOS
  • RSS TESTIMONIOS

    • TESTIMONIO – Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido.
      “Caí en falta, ahora asumo lo ocurrido y espero no perder lo más sagrado que es la salvación eterna.” “Desde que estabas en el seno materno, yo te llamé y te escogí para…” Dios sin merecerlo se ha fijado en mi y despues de años de ires y venires, arriesgando por Él me llamó a […]